Crimen de Fernando Báez Sosa: pidieron perpetua para los ocho rugbiers

Desde la fiscalía aseguraron que lo atacaron "por sorpresa" y lo mataron tras golpearlo "brutalmente". En este sentido, solicitaron que todos sean considerados coautores del crimen.

Los fiscales que intervienen en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, ocurrido el 18 de enero de 2020 en la localidad de Villa Gesell, pidieron este miércoles que los ocho acusados de matarlo a golpes sean condenados a prisión perpetua.

Tras un alegato de más de tres horas ante el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de la ciudad de Dolores, los fiscales Juan Manuel Dávila y Gustavo García consideraron acreditado que Máximo Thomsen (23), Enzo Comelli (22), Matías Benicelli (23), Blas Cinalli (21), Ayrton Viollaz (23), y Luciano (21), Ciro (22) y Lucas Pertossi (23) son coautores del delito de “homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas, en concurso ideal con lesiones”, figura que contempla prisión perpetua.

«Lo mataron todos, tal como estaba previsto», citó la Fiscalía para argumentar la premeditación y, sobre todo, la coautoría, esto significa que todos tienen el mismo nivel de responsabilidad quienes le pegaron a Fernando como los que atacaron a los amigos del joven para impedir que lo defiendan.

También como prueba argumentaron que los acusados «filmaron» el inicio del ataque y dijo que eso es prueba de la premeditación. «Hubo 23 testigos presenciales del hecho y dicen que instantáneamente le pegaron a Fernando», agregaron desde el Ministerio Público Fiscal.

Además, solicitaron que TIC (el rugbier N°11) y Juan Pedro Guarino sean imputados por falso testimonio. «No se acordaron de nada… No tengo dudas de que por una omisión, mintieron», dijo Dávila.

Un resumen de la audiencia: repasamos las acusaciones de la fiscalía

Lucas Pertossi:

Para la fiscalía, «Es la persona filmando dentro de Le Brique y que filma el inicio del ataque de Fernando. Hubo entre ocho y diez segundos que estuvo al lado de Fernando. En los dos primeros segundos se lo ve a Lucas Pertossi en el lugar donde le están pegando a Fernando (…) Lucas lo tiene entre ocho y diez segundos de frente. Es imposible que no le haya pegado. Además de pegarle a Fernando, libera la zona a los efectos de que el ataque se pueda realizar”.

Lucas Pertossi, rugbie imputado por el crimen de Fernando Báez Sosa

Enzo Comelli

Desde atrás, le propinó un golpe de puño a Fernando. Como consecuencia de dicha agresión, la víctima cayó al piso, casi inconsciente.

Enzo Comelli, rugbie imputado por el crimen de Fernando Báez Sosa

Blas Cinalli

También participó de carácter de coautor y tuvo el codominio del hecho. Una grabación lo muestra frente a Fernando. No hay ninguna duda de que le pegó a Báez Sosa. Su ADN apareció en el dedo meñique izquierdo de la víctima. Negó que estuviera borracho.

Blas Cinalli, imputado por el crimen de Fernando Báez Sosa

Luciano Pertossi

Participó en carácter de coautor y tuvo el codominio del hecho. El testigo Filardi lo reconoció como una de las personas que le pegaban a Fernando cuando estaba en el piso. Le pegaba a todo el mundo que se cruzaba a los efectos de que la zona quedara la liberada para que nadie pudiese acercarse a defender a Fernando.

Luciano Pertossi, imputado por el crimen de Fernando Báez Sosa

Matías Benicelli

Tuvo codominio del hecho. Alejandro Muñoz, jefe de seguridad de Le Brique, lo reconoce por el rodete que tenía y lo ubica en el lugar como quien, estando arrodillado Fernando, le da una patada que dejó noqueada a la víctima. En las tres prendas de vestir que usaba tenía material genético de Fernando. Testigos observaron cómo golpeaba a la víctima en el piso y arengaba para que le siguieran pegando al grito de “a ver si le siguen pegando al negro de mierda”.

Matías Benicelli, rugbi imputado por el crimen de Fernando Báez Sosa

Ciro Pertossi

Al igual que Viollaz, Ciro Pertossi tuvo codominio del hecho. Lucas Filardi, amigo de la víctima, lo señala como quien le pegó una piña muy fuerte en la cara a Fernando que lo hizo caer al piso. También a Tomás Bidonde, quien lo sitúa como quien le pegó patadas en el piso a Báez Sosa. Con su mano izquierda se limpia los nudillos de la mano derecha y con el uso de su boca también se limpia sus manos. En su pantalón de jean se encontró sangre de la víctima.

Ciro Pertossi, imputado por el crimen de Fernando Báez Sosa

Ayrton Viollaz

Tuvo el codominio del hecho, esto es, la posibilidad de emprender, proseguir y detener el curso causal del delito. Para el testigo Santiago Corbo, su función “fue vital”. Dio la señal del inicio del ataque. Se encontraba ubicado entre Fernando y los amigos, evitando mediante agresiones verbales y físicas que se le acercaran. “Señores jueces, ¿alguna duda cabe de que si Viollaz no hubiese estado en ese sector los amigos pudieran haber arribado al lugar donde se encontraba Fernando y de esta manera auxiliarlo y evitar que lo maten? De ninguna manera” sostuvo la fiscalía.

Ayrton Viollaz, imputado por el crimen de Fernando Báez Sosa

Máximo Thomsen

Fue el líder. Los golpes a los amigos de Fernando eran para liberar la zona, para abrir el área. ¿A quién había que liberarle la zona? ¿Quién era el ofendido? ¿Quién recibió un golpe en el estómago? Máximo Thomsen. Se lo ve cuando empieza el ataque (…) Cuando Lucas Pertossi viene filmando está atrás, esperando que sus compañeros le liberen la zona, que lo dejen a Fernando en el estado que estaba, noqueado, arrodillado, quizá inconsciente”. Thomsen fue, al menos ese día, el líder del grupo.

Máximo Thomsen, imputado por el crimen de Fernando Báez Sosa. Para la fiscalía, fue el lider del grupo

Te puede interesar: 

Pueden encontrar más notas NACIONALES en #Diario10 siguiendo ESTE ENLACE

Comentarios
¿Qué opinas de esta nota?
  • Me gusta (100%)
  • Interesante (0%)
  • Útil (0%)
  • Aburrido (0%)
  • No me gusta (0%)