Subidos a la Eloneta

Elon Musk es uno de esos personajes de quien hablarán los libros de historia. O la recopilación de tweets de la historia. Un visionario que creó, entre muchas otras, Tesla y SpaceX como compañías de vanguardia. En el caso de SpaceX en particular, hace unos 20 años que trabaja para lo que va a pasar dentro de 100. Con este CV, el multimillonario compró la red social del pajarito y comenzó a twitear en su cuenta sus nuevas directrices para la empresa. Los twiteros están en llamas y leer su cuenta oficial es como vivir un reality nerd. Si prefieren escuchar, antes que leer, te dejo la columna del Obrero Digital en “No somos lo mismo”, el programa de FM Estación Diez. Que también podés encontrar en Spotify siguiendo ESTE ENLACE

¿Conocen Twitter?

Tal vez seas de los que no conoce muy bien sobre la red social del pajarito. Pero si te metiste en esta nota, lo dudo. Porque los “Tiwteros”, siempre fuimos fanas de Twitter. Esta red que inventó su propio formato: el “micro blogging”. Porque en el 2006, cuando nace, el Blog, y hasta el Fotolog ya eran realidades. El blog era una «bitácora» de nuestra vida, gustos, pasiones, publicadas en forma de texto en internet, en publicaciones consecutivas en orden descendente (la más nueva primero). Y apareció Twitter, una red donde si te abrías una cuenta, podías escribir lo que quisieras, en sólo 180 caracteres.

De a poco, escritores, periodistas y lectores fueron encontrándole el “gustito” a esta brevedad que en la era de la “infoxicación”, era necesaria. La plataforma, la idea, lo que se podía hacer, era sencillo: escribir y leer. Además, rompía en aquel momento el paradigma por el cual debíamos ser “amigos” de alguien para ver sus publicaciones. En Twitter no importaba. Podías no seguir a alguien y de igual manera leer sus tweets.

La gran revolución de Twitter tiene dos aristas: la primera y tal vez más influyente fue cuando tanto políticos, como grandes medios de comunicación la tomaron por asalto como plataforma preferida. Los medios, por su sencillez para proponer una experiencia de doble pantalla para los espectadores (opinar mientras vemos un contenido). Y la política global para expresarse oficialmente sin la mediación de un periodista que no titulara como ellos preferían. Hasta ahí llegó entonces la batalla cultural dialéctica. Y la segunda, la democratización a partir de utilizarla como APP en los teléfonos. Podíamos twittear al instante y estar en un lugar donde otros no, era un valor.

La Eloneta

Ya hablamos en #Diario10 y en la columna del Obrero Digital sobre este magnate sudafricano que está cambiando el mundo a su ritmo. Sobre sus empresas, visiones e innovaciones. Incluso hablamos de él antes de comprar Twitter y cuando finalmente la compró.

¿Por qué nos subimos a la Eloneta? Porque justamente después de su primera semana en el cargo como CEO de Twitter, el debate se hizo mundial y ningún usuario del pajarito quedó ajeno a lo que pasaba con la “Eloneta”. Bueno, ok… casi ninguno.

Elon Musk entró con todo. Desde entrar a la empresa con un lavamanos, hasta echar a los más importantes ejecutivos de la empresa los primeros días. Incluso, mofarse de eso en su cuenta (tema aparte su cuenta personal de Twitter. Incluso antes de ser dueño de la empresa).Luego despidió a gran parte del equipo de desarrollo. Pero además, una de las polémicas más fuertes fue decir que iba a eliminar las “Tildes azules” (de cuentas verificadas) y que para tenerlas, habría que pagar. Incluso se cruzó en Twitter con el mismísimo Stephen King, que se niega a pagarla.

La mirada externa

Se están escribiendo columnas, editoriales, artículos y algún escritor o periodista ya debe estar preparando un libro sobre estos días tormentosos para el pajarito. Como esta que te había comentado la semana pasada de The Verge donde le avisaban a Elon que a nadie le gustaba que lo moderen y ese era su trabajo. O este de La Nación

Lo que anunció

“Libertad de expresión”: Se puso esa mochila al hombro, pero sin decir cómo. Vuelvo a recomendar la columna en “The Verge”. En este punto anunció que formará un “Concejo” que se abocará a delinear las reglas de esa libre expresión.

Tilde azul a U$S8 y barrera de pago: Para Musk, si querés de lo bueno, vas a tener que pagar. Algo así como YouTube y YouTube Premium. Es decir, que los contenidos van a estar ahí gratis, pero quienes paguen, tendrán beneficios que valgan los 8 dólares. Vale decir que también habló de un costo adaptable por país. Veremos cuál será el de Argentina (Aún no está en vigencia siquiera el de EEUU).

Textos largos: uno de los últimos anuncios. Se cansó de las “capturas de pantalla de un bloc de notas” como lo llamó. La respuesta es, para los que paguen, la posibilidad de publicar textos de más de 280 que es la limitación actual.

Suspensión a la “Parodia”: En uno de sus primeros tweets como dueño dijo: “Ahora la comedia está permitida en Twitter” (Haciendo creer que antes se daba de baja a usuarios que parodiaban figuras públicas. Algo que no era cierto, enunciada así por lo menos). Pero en estos días avisó que aquellas cuentas que no dijeran CLARAMENTE: “PARODIA” en su bio, se las daría de baja sin previo aviso.

Básicamente, nos está haciendo saber que es el dueño de la pelota y nos deja jugar cuando él quiere y bajo sus reglas.

Despidos

Que una nueva gerencia llegue y despida miembros de la directiva anterior, o incluso empleados, no es novedad alguna. Incluso si la venta es porque los dueños anteriores se vieron en “aprietos” por los índices de ganancia en baja, mucho menos. Si como Musk reclama, la empresa daba pérdidas millonarias por día, reducir la nómina de sueldos es una de las soluciones financieras más utilizadas. Lo curioso en la Eloneta, es que aparte llegó a mofarse de los despidos. Republicó en su cuenta oficial la foto de dos empleados con sus cajas con las pertenencias de la oficina, saliendo de los “cuarteles” de Twitter. Diciendo algo así como: “ellos se lo buscaron”. ¿Patrón de estancia, yo?

Audiovisual

Elon participó de muchíiiiisimas películas, series y hasta dibujos. Los Simpsons y South Park sólo por mencionar algunos. También está en la primera «Iron-Man» y hasta en «The Big Bang Theory». En Netflix recientemente estrenaron «Regreso al espacio». Un documental sobre lo que SpaceX logró.

Realidad global: 

No quiero cerrar este extenso texto sin mencionar la importancia de Twitter para nuestra vida diaria, tal cual lo hicimos en la columna radial. No se trata de si usás Twitter o no. La agenda política y periodística se debate en Twitter aunque vos no estés. Los periodistas que escuchás, en cualquier medio masivo de comunicación, muy probablemente se hayan enterado lo que te cuentan en Twitter. Al menos, como disparador temático. Los noticieros ponen en pantalla tweets de las figuras de las que hablan. Si el periodista no lo sacó de twitter, muy probablemente lo leyó o vio en algún otro informe periodístico que sí utilizó Twitter como centro de la información. En este punto, Elon Musk sabe de la importancia estratégica y lo dejó en claro

“Twitter necesita convertirse, por lejos, en la fuente más acertada de información sobre el mundo. Esa es nuestra misión”

¿Qué cómo será el futuro de la Eloneta? No sólo no lo sabemos. La noticia puede cambiar una hora después de haber escrito esta nota porque Musk twiteó nuevamente que cambió de opinión. Estén atentos. Sintonicen FM Estación Diez los lunes, abran #Diario10, sigan al Obrero Digital en Twitter. Nosotros nos encargamos de contarles cómo anda la Eloneta.

Pueden encontrar más notas de TECNOLOGÍA en #Diario10 siguiendo ESTE ENLACE  

Comentarios
¿Qué opinas de esta nota?
  • Me gusta (0%)
  • Interesante (0%)
  • Útil (0%)
  • Aburrido (0%)
  • No me gusta (0%)