Wilkie Collins, un talentoso creador y precursor

“Lo que no está en mi corazón, no lo escribirá mi pluma”

Pasado mañana, viernes 23 de septiembre, se cumplirán 133 años de la muerte de este talentosísimo escritor inglés de la era victoriana -1850/1900- que compartió fama, gloria y fortuna con Charles Dickens y William Thackeray, entre otros. Fue el creador de la novela “de sensación” o “sensacionalista”, y además precursor del género policial, ligeramente anterior a dos de los maestros de la especialidad, Edgar Allan Poe, con su detective C. Auguste Dupin, y Sir Arthur Conan Doyle con el famosísimo Sherlock Holmes. A través de sus obras exploró los efectos de sucesos misteriosos, impactantes y criminales dentro de las familias de clase media de su época en su país. Su producción incluyó 27 novelas, más de 60 relatos cortos, 14 obras de teatro y más de 100 textos alejados de la ficción.

El comienzo

William Wilkie Collins (conocido por su segundo nombre) nació en Marylebone, Londres, el 8 de enero de 1824, hijo mayor del célebre y popular paisajista William Collins. Tuvo una niñez inusual, en cierta forma tan peculiar como la de Charles Dickens o la de las hermanas Brontë. Esa etapa de su vida, que estuvo llena de afecto, puede calificarse de muchas maneras pero no de bohemia o liberal, y el fiel protestantismo de su padre, un Tory tradicional (perteneciente al Partido Conservador británico), generó en él un desagrado por toda religión organizada y respetable, sensación que le acompañaría toda su vida.

Collins a los 9 años. Oleo de Andrew Geddes. 1833

Su infancia en la escuela comenzó en 1835 en la Academia Maida Hill, seguida de una interrupción de dos años cuando acompañó a sus padres y a su hermano menor, Charles, a Francia e Italia desde septiembre de 1836 hasta agosto de 1838.

Introducción a la vida y obras de Wilkie Collins

Posteriormente aseguró que había aprendido en Italia, «lo que me ha sido más útil, entre el paisaje, los cuadros y la gente, de lo que aprendí en la escuela». También afirmó que se había enamorado por primera vez en Roma a la edad de 12 o 13 años. Al regresar a Inglaterra, sus estudios continuaron en el internado de Cole en el 39 de Highbury Place. Fue aquí donde comenzó su carrera como narrador para apaciguar al matón de los dormitorios, recordando más tarde que «fue este bruto el primero que despertó en mí, su pobre pequeña víctima, un poder del que, de no haber sido por él, nunca hubiera sido consciente».

“The Last Stage Coachman” en The Illuminated Magazine

Wilkie dejó la escuela en 1841 y fue aprendiz de los comerciantes de té Antrobus & Co. en la calle Strand de Londres. Fue aquí, en lo que él llamó «la prisión en Strand», donde comenzó a escribir su primera publicación firmada, The Last Stage Coachman (El cochero de la última estación), que apareció en The Illuminated Magazine (La Revista Iluminada), de Douglas Jerrold, en agosto de 1843.

La obra

Desde mayo de 1846, Collins se convirtió en estudiante de Derecho en Lincoln’s Inn y se graduó en 1851; nunca ejerció su profesión, aunque varios abogados ocupan un lugar destacado en sus novelas posteriores. Su padre murió en 1847 y le dedicó su primer libro, The Memoirs of the Life of William Collins (Las Memorias de la vida de William Collins), que apareció al año siguiente y recibió buenas críticas. Le siguió una novela histórica, Antonina o La caída de Roma (1850) y tres novelas contemporáneas, de las llamadas “sensacionalistas” en esa época: Basil (1852), Hide and Seek (El juego del escondite-1854) y The Dead Secret (El secreto muerto-1857).

La primera de ellas es sin duda una de sus mejores obras. Ambientada en el año 410 d.C., cuando tras siglos de humillación los godos avanzan sobre Roma, el autor aprovecha ese marco histórico para explorar magistralmente las profundidades del alma humana cuando ésta se halla sometida a las pasiones más intensas, ya provengan del amor, del dolor, del odio o del fanatismo.

En cuanto a Basil, es a la vez el nombre del protagonista, hijo de “un caballero inglés de inmensa fortuna”, que se enamora de un flechazo de una muchacha a la que un día ve casualmente en un ómnibus. Después de conocerla, accede a casarse con ella, con la insólita condición, impuesta por el padre de la muchacha, de no consumar el matrimonio hasta que pase un año.

En Hide and seek, Collins, como en todas sus novelas, combina sabiamente el misterio y los sentimientos. Porque hay un misterio: el de la joven sordomuda a quien todo el mundo conoce como Madonna. Y está Valentine Blyth, un artista, que la adoptó tras haberla rescatado del circo donde era cruelmente exhibida.

Finalmente, en este período de siete años publicó The Dead Secret, en la que básicamente el “secreto” del título es la paternidad de la protagonista, Rosamond Treverton, que se hizo pasar por la hija de la millonaria ex actriz Sra. Treverton, pero en realidad es la hija ilegítima de su mucama, Sarah Leeson, con un minero local.

Collins y Charles Dickens

Durante la década de 1850 los principales ingresos de Wilkie procedían del periodismo, con numerosas colaboraciones a los periódicos y revistas literarias Bentley’s Miscellany (Miscelánea de Bentley), The Leader (El Líder) y, más concretamente, a Household Words (Palabras Domésticas) de Charles Dickens, el héroe de la cultura popular victoriana (1850/1900).

Había conocido a Dickens en 1851 a través de la presentación del pintor Augustus Egg. Collins, siempre interesado en el teatro de aficionados, necesitó poca persuasión para unirse a la compañía del gran escritor inglés para su producción del texto del también escritor Edward Bulwer-Lyttons, Not tan Bad as We Seem (No tan mal como parece), obra escrita para recaudar fondos para el Gremio de Literatura y Arte.

Se desarrolló una firme amistad entre los dos autores que duró hasta la muerte de Dickens en 1870.

Con frecuencia viajaban juntos por el continente a Francia e Italia y Wilkie se convirtió en un visitante frecuente de las casas de Dickens, tanto en Tavistock como en Gad’s Hill, donde se animó a cumplir con sus habilidades teatrales. Collins escribió The Lighthouse (El Faro-1855) y The Frozen Deep (El Frío Profundo-1856). Ambas piezas teatrales fueron producidas originalmente por Dickens y su compañía doméstica, pero posteriormente se representaron en el escenario profesional.

Los anuncios de las dos obras de teatro: “El Faro” y “El Frío Profundo”

La primera contribución de Collins al periódico literario de Dickens, Household Words (Palabras Domésticas), en 1852, el cuento Una cama terriblemente extraña, todavía se publica en las antologías modernas de «terror y lo sobrenatural». Se unió al personal permanente de la revista en noviembre de 1856 con un salario semanal de 5 guineas.

En total, escribió más de 50 historias y artículos, muchos de los cuales se volvieron a publicar en libros como After Dark (Después de la oscuridad-1856), The Queen of Hearts (La reina de corazones-1859) y My Miscellanies (Mis misceláneas-1863). La correspondencia de Dickens menciona con frecuencia la producción y confiabilidad de Collins, y colaboraron en conjunto en varios de los números navideños.

After Dark es la primera colección de seis cuentos de Wilkie Collins, en la que proporciona un marco narrativo, ‘Leaves from Leah’s Diary’ (Hojas del Diario de Leah), ambientado en 1827. El marido de Leah Kerby, William, es un pobre retratista ambulante obligado a abandonar su profesión durante seis meses para salvar la vista. Ella se da cuenta de que si actúa como ayudante, él puede contribuir a la economía familiar convirtiéndose en escritor. En el prefacio, Collins también reconoce al pintor W.S. Herrick como su fuente de información sobre los hechos en los que se basan ‘Una cama terriblemente extraña’ y ‘La máscara amarilla’.

Repasando a Wilkie Collins

Por otro lado, con la hermosa campiña inglesa como telón de fondo, el autor se sirve de La Reina de Corazones para desgranar diez sorprendentes narraciones en las que despliega su gran maestría literaria al tocar todo tipo de géneros, desde la novela de misterio al folletín pasando por el cuento moral o la narración humorística. Tres ancianos caballeros comparten una casa de campo. Cuando llega Jennie, ahijada de uno de ellos, se proponen entretenerla para demorar su partida. Acuden al procedimiento de Sherazade en Las Mil y Una Noches: contarle un cuento distinto cada noche.

En la segunda revista semanal de Dickens, All the Year Round (Durante todo el año), Collins –como era costumbre arraigada en esa época- publicó por entregas su novela Sin nombre (No name) durante 1862/63. En ella, una imprevista tragedia familiar que descubre la ilegitimidad del nacimiento de las hermanas Vanstone, las deja privadas de todo derecho a recibir su herencia. Solas, sin posición, sin fortuna, sin nombre, estas dos hijas de nadie afrontarán con desigual conducta su inesperado destino. Mientras la mayor, Norah, acepta su destino con resignación, Magdalen, la menor, se rebela contra él y encara un peligroso camino. Es una extraordinaria novela que combina una trama familiar de venganzas con una denuncia social: en realidad Wilkie Collins pretendía criticar una absurda ley que se aplicaba en aquella época a los hijos de padres no casados.

Las más famosas

Sus obras más conocidas, inmensamente populares en el siglo XIX, especialmente en los Estados Unidos, son La Dama de Blanco (The Woman in White-1860) y La Piedra Lunar (The Moonstone-1867).

En la primera de ellas, Walter Hartright se traslada a la mansión Limmeridge para dar clases de dibujo a Laura, una joven rica, heredera y sobrina del barón Frederick Fairlie.

Poco antes de irse, tropieza con una misteriosa dama vestida de blanco que le habla de la propiedad y de su dueña fallecida, la señora Fairlie. Desde el principio el protagonista siente una gran atracción por Laura, quien está comprometida con sir Percival Glyde, que busca arrebatarle su herencia. Solo se interpone en su camino la misteriosa dama de blanco. La novela, inspirada en un hecho real y publicada originalmente por entregas en una de las revistas dirigidas por Charles Dickens, ha constituido un éxito ininterrumpido de ventas en todos los idiomas; la causa es una trama argumental magníficamente desarrollada, envuelta en una atmósfera de misterio e intriga.

Cuando fue publicada como novela en tres tomos, a mediados de agosto de 1860 por Sapmson Low, Hijo y Cía. en Londres, dicha obra había roto todos los records anteriores de venta de novelas.

“La piedra lunar”, película completa, subtítulos en castellano

En tanto, La Piedra Lunar es una valiosa joya robada de un santuario hindú y de la que se cuentan toda clase de leyendas maléficas, que llega a las manos de Raquel Verinder, heredera de un lord inglés, como regalo de cumpleaños, pero desaparece después de la cena de celebración con varios invitados.

El sargento Cuff es el encargado de la investigación y deberá descubrir la verdad a través de las diferentes versiones de los hechos que ofrece cada uno de los personajes implicados.

La piedra…, un relato absorbente y apasionante que atrapa desde la primera hasta la última página, no solo es, en palabras del gran poeta, dramaturgo y crítico literario británico-estadounidense T.S. Eliot, “la más prefecta novela policíaca escrita hasta la primera mitad del siglo XX”, sino también un melodrama apasionante que ilumina los recovecos más íntimos de la naturaleza humana. Publicada por primera vez en 1868, desde entonces ha sido reeditada sin interrupción en casi todos los idiomas.

Ambas obras han sido llevadas al cine en numerosas oportunidades, tanto en el período mudo como en el sonoro.

Charles Dickens y Wilkie Collins: una fecunda amistad literaria

Durante la década de 1860, Collins disfrutó de una popularidad literaria y un éxito financiero casi iguales a los de Dickens, ya que el público lector victoriano apreciaba la sutileza de sus personajes, el realismo de sus retratos psicológicos y sus ingeniosas tramas. Para el novelista de mayor edad, la trama se derivaba de la interacción entre personajes que eran sentidos con mucha profundidad; para el novelista más joven, Collins, el azar, que parece ser casual (aunque en realidad se trataba de la Providencia), y que está más allá del control de los personajes a nivel individual, es lo que aparentemente anima y dirige la trama.


Para empezar a leer a Wilkie Collins

Ambos escribieron juntos algunas historias de Navidad para el ejemplar anual navideño de All the Year Round (Durante todo el año): Un mensaje proveniente del mar (1860), El terreno de Tom Tiddler’s (1861), El equipaje de cierta persona (1862), La residencia de la Sra. Lirriper (1863) y El legado de la Sra. Lirriper (1864). En marzo de 1862, Wilkie cumplió con su última obligación contractual con la revista literaria mediante la publicación por entregas de la novela ya citada, Sin Nombre, que Dickens consideró extremadamente ingeniosa. La venta de los derechos de autor de esta novela le proporcionó a Collins la astronómica suma de 4.600 libras esterlinas.

En este punto triunfante de su carrera, Wilkie se vio obligado -por una dolorosa combinación de gota, reumatismo y adicción al láudano para calmar sus dolores- a visitar varios balnearios en el continente europeo para recuperar su salud.

Antes de cumplir 40 años (en abril de 1861), Collins había firmado un contrato por 5.000 libras –una verdadera fortuna para la época- con la editorial Smith y Elder para publicar una novela completa o en entregas a publicarse en la prestigiosa revista The Cornhill, cuyo editor en esa época era el famoso escritor William Thackeray, autor de “La Feria de Las Vanidades” y principal rival de Charles Dickens en lo que hace a las publicaciones literarias.

“En el mes de septiembre de 1857, en el que estos regalos llevan fecha, dos aprendices ociosos, exhaustos por el largo y caluroso verano y el largo y caluroso trabajo que había traído consigo, se escaparon de su empleador”.

Así comienza Tales of Two Idle Apprentices (Cuentos de dos ociosos aprendices-1857), escrito en colaboración entre Dickens y Collins. Cuenta la historia de dos jóvenes haraganes que en realidad no son más que caricaturas de ambos autores, que se van de viaje a Cumberland, en el noroeste de Inglaterra, y empiezan a hablar de sus aventuras allí. Mientras que el ficticio Thomas Idle representa a Collins, Francis Goodchild representa a Dickens.

Para Francis, la ociosidad es pasar el tiempo sin hacer nada importante mientras Thomas decide, después de una serie de desventuras, que la actividad es la raíz de todos los males y que la única forma de permanecer seguro es no hacer absolutamente nada. En general, el libro es una sátira muy amena de los autores sobre sí mismos y entre ellos, aunque también incluye algunas reflexiones sobre temas sociales como la pobreza y las diferencias de clase.

Collins y sus dos parejas: Caroline Graves y Martha Rudd (der.)

Debido a sus peculiares desarreglos domésticos –Wilkie nunca se casó pero mantenía dos familias simultáneamente- y a su adicción al opio, en forma de láudano, dada su gota reumática, que era cada vez más dolorosa, Collins y Charles Dickens se distanciaron en los años finales de la vida de este último, que murió en 1870.

El final

A lo largo de mucho tiempo, Collins desarrolló una enorme tolerancia al opio y finalmente tomó diariamente «más láudano del que hubiera sido suficiente para matar a la tripulación de un barco o una compañía de soldados», según su propio médico.

Caricatura de Collins. 1872

Durante la década de 1880, la siempre delicada salud de Wilkie continuó deteriorándose. Las dificultades respiratorias por problemas cardíacos se hicieron más comunes y recurrió a cápsulas de nitrato de amilo e hipofosfato. En enero de 1889 estuvo involucrado en un accidente y salió despedido de un taxi por la fuerza de la colisión.

Siguió luego un severo ataque de bronquitis y finalmente un derrame cerebral el 30 de junio y con más complicaciones murió en Londres el 23 de septiembre. William Wilkie Collins, autor de libros que mantenían en suspenso a sus lectores, los hacían llorar y los hacían reír, tenía 65 años y dejó una enorme obra que lo trascendió y lo colocó en la cima de la literatura mundial junto a los mejores escritores del siglo XIX.

 

Fuentes: lecturalia.com; wilkie-collins.info; elespejogotico.blogspot.com; revistadelibros.com; ru.ffyl.unam.mx; biografias.es; ecured.cu; victorianweb.com

 

 

Comentarios
¿Qué opinas de esta nota?
  • Me gusta (0%)
  • Interesante (0%)
  • Útil (0%)
  • Aburrido (0%)
  • No me gusta (0%)