Seguridad vial: la motocicleta (2° parte)

Segunda entrega de la columna en la que analizamos la seguridad en la motocicleta para sus conductores

seguridad: la motocicleta

La motocicleta se llama así porque se desplaza sobre 2 ruedas como una bicicleta, pero no usa la tracción a sangre. Más bien hace uso de un motor que funciona con combustible o actualmente eléctricas. Sin embargo, es similar a una bicicleta en el sentido de que el ciclista tiene que equilibrarla, y no puede andar sin que el mismo intente mantener su equilibrio. Las ruedas tienen neumáticos recubiertos de goma e inflados con aire. Un conductor tiene que usar equipo de protección como un casco, ya que una motocicleta no está cubierta como un automóvil y el guía tiene que enfrentar con su propio cuerpo todos los elementos y las condiciones climatológicas.

Un poco de historia

La historia de la motocicleta siempre estará vinculada con el desarrollo de las primeras bicicletas. Estas han sido la base para las primeras motos y ayudó a darle forma a la historia de estas máquinas motorizadas. Los historiadores se disputan todavía en la fecha, cuál es el padre de este invento.

Corría el año 1868. Por aquel entonces, un visionario americano llamado Sylvester Howard Roper se hizo una pregunta: ¿Qué pasaría si a una bicicleta le adapto un motor a vaporDicho y hecho.

Éste fabricó un motor de dos cilindros utilizando el carbón como combustible, lo incrustó en el cuadro de una bicicleta y creó lo que hoy podríamos denominar la primera motocicleta.

Algunos expertos insisten que una máquina de esas características no puede ser tomada como una verdadera motocicleta moderna. Muchos sugieren que la primera motocicleta real fue inventada por los alemanes Wilhelm Maybach y Gottlieb Daimler, que construyeron en el año 1885 una motocicleta de cuadro y ruedas de madera, propulsada por un motor de combustión interna, el cual fue inventado por el ingeniero Nikolaus August Otto, quien era todo un experto en diseñar y construir motores. Este motor desarrollaba 0,5 caballos de fuerza y permitía una velocidad máxima de 18 Kilómetros por hora.

En el año 1894 Hildebrand y Wolfmüller presentan en Múnich la primera motocicleta fabricada en serie y con claros fines comerciales, las cuales se mantuvieron en producción hasta el año 1897. A pesar de todos, estos inventos, no generaron asombro alguno en la sociedad.

Recién en el año 1897 se toma en serio la motocicleta, al aparecer en el mercado la máquina de los hermanos Eugene y Michel Werner. Estos dos periodistas de origen ruso montaron un pequeño motor en una bicicleta. Al principio lo colocaron en forma horizontal encima de la rueda trasera, luego delante del manillar, con una correa de cuero que lo unía a la rueda delantera. El éxito no se hizo esperar y ya en el año 1898 se comenzó a fabricar. La motocicleta, marca presentada por los hermanos Werner, entró muy pronto en el lenguaje corriente para referirse a todos los biciclos equipados con motor.

En el año 1902 apareció en Francia el Scooter o ciclomotor con el nombre de Auto sillón. Se trata de una moto unida con un salpicadero de protección, de pequeñas ruedas y con un cuadro abierto que permite al piloto viajar sentado, fue inventado por Georges Gauthier y fabricado en el año 1914. Este tipo de vehículo se desarrolló a partir del año 1919 y tuvo un gran éxito con la Vespa italiana, a partir del año 1946. La Vespa es el Scooter más conocido, y fue diseñada por Corradino d´Ascanio. La Lambretta, también de Italia, fue la rival más importante de Vespa.

El Scooter tuvo gran popularidad entre los jóvenes. Desde su creación ha aparecido una gama amplísima de estos vehículos baratos, ligeros y de fácil manejo, cuyas características principales son las ruedas pequeñas y el cuadro abierto. En el año 1910 apareció el sidecar, un carrito con una rueda lateral que se incorpora al costado de la moto (aunque ya había aparecido años antes, pero en las bicicletas).

La moto es un vehículo de dos ruedas impulsado por un motor. Cuya estructura fundamental son el cuadro y las ruedas. La rueda directriz es la delantera y la rueda motriz es la trasera. Tienen la consideración de motocicleta los móviles que se definen en los dos epígrafes siguientes:

1- Motocicleta de dos ruedas: vehículo de dos ruedas sin sidecar, provisto de un motor de cilindrada superior a 50 cc., si es de combustión interna, y/o con una velocidad máxima por construcción superior a 45 Km/h.

2- Motocicleta con sidecar: vehículo de tres ruedas asimétricas respecto a su eje medio longitudinal, provisto de un motor de cilindrada superior a 50 cc., si es de combustión interna, y/o con una velocidad máxima por construcción superior a 45 Km/h.

NUEVA CLASIFICACIÓN DE LICENCIAS PARA CONDUCIR MOTO

Te contamos que las novedades se produjeron especialmente en la clasificación de licencias para conducir moto y que consisten en la creación de nuevos subtipos según sus cilindradas o potencia máxima:

Clasificación de licencias para ciclomotores

  • 1.1 Ciclomotores hasta 50cc o 4kw

Clasificación de licencias para motocicletas

  • 1.2 Motocicletas hasta 150cc u 11kw.
  • 1.3 Motocicletas hasta 300cc o 20kw.
  • 1.4 Motocicletas de más de 300cc o 20kw

Clasificación de licencias para cuatriciclos

  • 2.1 Triciclos y cuatriciclos sin cabina hasta 300cc o 20kw
  • 2.2 Triciclos y cuatriciclos sin cabina de más de 300cc o 20kw
  • 3 Triciclos y cuatriciclos con cabina de cualquier cilindrada o kilowatts con volante direccional.

Recordá que el examen de cuatriciclos tiene una parte teórica y una práctica en la que te toman detección de fallas y además tenés que demostrar que tenés control del vehículo.

 

ELIGE BIEN TU MOTOCICLETA

Cuando compres una motocicleta o cambies de modelo, debes elegirla en función de tus necesidades no sólo desde el punto de vista económico, sino también otros factores como, por ejemplo, tu experiencia en la conducción de motocicletas más pequeñas, ya que no es recomendable comenzar con una de mucha potencia o, tu fortaleza física, puesto que cuanto más peso y potencia tenga, más difícil será manejarla.

Te puede servir de ayuda contestarte a estas preguntas:

  • ¿Dónde voy a utilizar habitualmente la motocicleta? (en ciudad, por carretera, en el campo, etc.)
  • ¿Para que la necesito? (trabajo, ocio, fin de semana, ect.)
  • ¿Con que presupuesto cuento? (no sólo para la compra sino para el mantenimiento, equipación, etc.)
  • ¿Qué mantenimiento requiere?
  • La motocicleta, ¿se adapta a mis posibilidades de manejo? (altura del asiento, peso, potencia, velocidad, etc.)

EQUIPAMIENTO Lo fundamental en las motocicletas es la protección del piloto y del pasajero. La siniestralidad de los vehículos de dos ruedas es mucho mayor que la de cualquier otro vehículo y sus consecuencias de mayor gravedad. El cuerpo de los conductores de motocicletas es el que sufre todo el impacto siendo la cabeza la parte más frágil y en la que más lesiones se produce, las estadísticas son claras al respecto, el 80% de los fallecidos en motocicletas son por impactos en la cabeza. Por eso debemos conocer bien que equipación es conveniente

CASCO El casco es el mejor elemento de protección, para motociclistas, descubierto hasta ahora. Está diseñado para proteger el órgano más importante y complejo del cuerpo humano: El cerebro.

  • Este evita los golpes directos de la cabeza con el pavimento, con otros vehículos o con elementos contundentes.
  • Nos protege de la penetración de objetos extraños en la cabeza, como piedras, hierros e insectos.
  • Absorbe parte de la energía del impacto y la distribuye por toda la estructura.
  • Evita la abrasión que sufriría la cara y la cabeza al arrastrarse por el pavimento. Antes de comprar un casco debemos tener dos cosas claras:
  • Debe ser aerodinámico para asegurar una buena posición, no debe tirar de la cabeza. Permitirá una buena movilidad lateral y favorecerá la visión por la pantalla tanto frontal como lateral.

El casco ha de estar homologado, esto nos da una garantía de calidad, al fin y al cabo, estamos invirtiendo en nuestra propia seguridad.

Cada casco que se vende por ejemplo en la Unión Europea debe estar homologado en la UE. Lo podemos identificar porque el casco lleva, normalmente, en su interior una etiqueta blanca con la letra “E” y un número, correspondiente al país donde ha recibido la homologación. El casco puede ser Convencional (sólo protege la cabeza) o Integral (protege la cabeza y la cara. No sólo evita o reduce las lesiones en la cabeza, sino también en la cara y en la barbilla).

El casco es un elemento fundamental de seguridad, puede resultar ligeramente molesto para aquellos cuya visión necesita algún tipo de corrección en los primeros momentos, hasta adaptarse o acostumbrarse a su uso. El casco debe dejar pasar las corrientes de aire para permitir la respiración, la ventilación cuando hace calor, la ausencia de vaho cuando haga frío, y todo ello en un entorno extremadamente cerrado. De hecho, algunos usuarios de lentillas podrán sentir molestias debido a corrientes, ya que hasta pueden despegarse por la velocidad. Por eso se recomienda el uso de gafas.

“Como perito en accidentologia vial, lo que más recomiendo sin duda, es usar un casco integral.”

TALLA Para conocer la talla más apropiada del casco, rodea tu cabeza con una cinta métrica por encima de las cejas y del borde superior de las orejas. Con el casco puesto, muévelo con las manos de un lado a otro. Al hacerlo debes sentir que tu piel se mueve con el casco, si baila, la talla es demasiado grande. En caso de duda entre dos tallas, elige la que te quede más ajustada.

GAFAS Lo primero es comprobar que entran bien en el casco, deslizándose correctamente a la altura de la espuma y que no producen ninguna molestia. Incluso cuando se trata de anteojos para ver, resulta imperativo contar con patillas flexibles, diseñadas para resistir choques. En caso de accidente o de impacto en el casco, las gafas de montura metálica o rígida pueden explotar e infligir graves lesiones en las mejillas, en el cráneo y en los ojos. La misma obligación es aplicable a los cristales, para los que el policarbonato resulta preferible a las materias minerales. En ambos casos es indispensable circular con una visera limpia y no rayada.

LA SUGERENCIA O ALTERNATIVA es utilizar casco integral o con visera para evitar los daños que puedan producir las gafas, además también evitan que un insecto o lo peor, una piedra, golpe en las gafas o en la cara.

GUANTES: Mantiene tus manos confortables, funcionales y protegidas. Protegen del frío, del calor y de la lluvia. También deberán mostrar suficiente flexibilidad para permitir la máxima aprensión de los mandos. Los hay de invierno y de verano y con más o menos protección.

CHAQUETA Y PANTALONES De mangas y piernas largas resistentes a la abrasión, protegen contra las quemaduras del sol, del viento, la deshidratación e hipotermia. Los colores claros o reflectantes aumentan la visibilidad ante otros conductores. Pueden contener en su interior protecciones para la espalda, hombros, codos, caderas, rodillas y espinillas.

BOTAS Proveen protección contra daños en los pies y tobillos. El cuerpo se enfría primero por las manos y los pies, por lo que es importante invertir dinero en un buen par de botas y guantes, a ser posible de cuero. MONO DE CUERO U OTRO MATERIAL Si tu presupuesto te lo permite, se trata de una excelente inversión. El cuero es lo mejor para tu seguridad, da igual que sea de una pieza o de dos (el caso es que esté bien abrochado y con las piezas unidas).

OTRAS PRENDAS Calza o cuello polar: Pieza para proteger el cuello del frío y del aire). Espaldera: Esta pieza cumple una función muy importante ya que, en caso de caída, protege nuestra espalda y columna vertebral. Suelen estar fabricadas en materiales rígidos con una especie de “acolchado” que sirve para dispersar la energía absorbida en el golpe por toda la pieza.

MÁSCARA DE NEOPRENO: Si hace mucho, mucho frío, este invento aliviará protegerá la zona del cuello.

FAJA: Si haces viajes largos, una buena faja traerá descanso a toda la zona lumbar, además de protegerte.

EN CUANTO A LA SEGURIDAD VIAL:

Además del equipamiento, a la hora de circular debemos tener en cuenta antes de montar en moto: Es muy importante revisar el estado de esta, controlar la presión de los neumáticos con bastante frecuencia, una presión inadecuada puede provocar la salida de la carretera por falta de adherencia. Debe tenerse en cuenta que un déficit de presión en las ruedas no solo supone un problema en el 50% de nuestros neumáticos, sino que resulta imposible dominar una motocicleta con una sola rueda. Ya sea la delantera en la que sólo tenemos buenos frenos o la trasera con la que sólo tenemos buena motricidad.

Es imposible tener control de dirección con una sola rueda pues los cambios de trayectoria se realizan modificando el centro de gravedad (inclinando la motocicleta) y para ello se precisan dos ruedas.

Tan importante como la protección es la visibilidad:

  • El chaleco reflectante hace que te vean mejor.
  • Las luces de cruce deben estar siempre encendidas.
  • Mucha prudencia en los ángulos muertos de los retrovisores.

Hay que mover y desplazar la cabeza sin dejar de observar lo que ocurre delante para evitar los puntos ciegos. Los motoristas son la carrocería, en caso de accidente son ellos los que sufren el impacto en su propio cuerpo, por eso es muy importante extremar las precauciones y hacernos lo más visibles posible. En caso de caída: Hay que intentar resbalarse, a ser posible que el cuerpo no choque con nada.

 

 

Y esto es, solo el inicio…………….

 

Leé la primera parte de esta columna

Nestor Vidal

Pueden seguir a NESTOR VIDAL, del “Centro de Investigación Forense y Nuevas Tecnologías” en Twitter

 

 

Pueden encontrar más notas REGIONALES en #Diario10 siguiendo ESTE ENLACE

 
Comentarios
¿Qué opinas de esta nota?
  • Interesante (50%)
  • Me gusta (25%)
  • Útil (25%)
  • Aburrido (0%)
  • No me gusta (0%)