Martes 13: «No te cases ni te embarques»

Está relacionado como un día de “mala suerte” y malos augurios, sin embargo, hay muchos que toman este día para contrarrestar el mito y lo llenan de buenos presagios.

Esta fecha está asociada a la desgracia, por lo que muchas personas prefieren ser cuidadosas en sus actividades.

Muchas personas temen cada vez que el calendario marca un nuevo martes 13. Esta vez, la “maldita” fecha cayó en julio. ¿Pero qué hay de cierto en el famoso dicho “en martes 13 no te cases ni te embarques ni de tu casa te apartes”?

Pero, más allá de esto, comúnmente se trata de no tomar grandes decisiones por temor a que algo pueda salir mal, y en el caso de que esto pase, no tener la responsabilidad por haber seleccionado este día del año.

¿Cuál es el origen del martes 13?

El día martes está ligado a la mitología romana en la que el Dios Marte representa, entre otras cosas, la guerra, la violencia y la destrucción.

Desde la superstición se trata de un día guerrero, en el que difícilmente se encontrará un clima agradable o propenso para emprender nuevos planes. Además, existen creencias que indican que tanto el martes como el viernes son días adecuados para la magia o los hechizos.

Por otro lado, esta el número 13; que según las cartas del Tarot, está vinculado a la muerte. Indica el momento posterior a la disolución y al vacío que responde a la disociación entre cuerpo y alma.

Además, el número 13 está relacionado a la Última Cena de Cristo y sus 12 apóstoles. Tras la era cristiana el 13, estuvo cargado de una connotación negativa o directamente maligna. A esto se suma que en el libro de la Apocalipsis, en su capítulo 13, se desarrolla el concepto del anticristo y demonio.

IMAGEN: GENTILEZA

Según la creencia: ¿Qué no hay que hacer un martes 13?

Este día, es considerado el día de la mala suerte por excelencia. Según el refrán, lo primero que se recomienda es no casarse ni asumir ningún compromiso; aunque los más fieles tampoco querrán hacer ningún viaje y puede que también teman a los espejos, a cruzarse con un gato negro o a pasar por debajo de una escalera.

Comentarios
¿Qué opinas de esta nota?
  • Me gusta (0%)
  • Interesante (0%)
  • Útil (0%)
  • Aburrido (0%)
  • No me gusta (0%)