#40AñosCanal10: Blanquita, la primera mujer ante las cámaras

Valiente, intrépida, curiosa, con su corta experiencia de locutora, Blanca Laino se presentó un día en el incipiente #Canal10 por el sólo hecho que le parecia algo interesante y que le gustaría trabajar ahí. Pasaron 40 años de esos momentos y le cuenta su historia a #Diario10 como si hubiese ocurrido ayer.

Blanca Laino fue la primera conductora de televisión en Canal 10.

Corría el año 1982 y en un sector de bardas de General Roca se estaba armando el primer canal de televisión de Río Negro. Hasta allí llegó la intrépida Blanca Laino,»Blanquita», una joven locutora, roquense y muy curiosa. Quería saber de que se trataba eso de la televisión y si había lugar para ella.

“Escuché que estaba comenzando la actividad en #Canal10 y estaban en pruebas los equipos y había empezado a ver algunas imágenes y un día dije: ¡que linda oportunidad! y fui hasta el canal. Me atendió Carlitos Zárraga y me dijo no tenemos locutora para hacer los comerciales y bueno si queres venir, probá, te tomamos una prueba a ver que resulta y fue asi, de caradura», recuerda Blanca.

Y agrega que «Ninguno de los que estábamos ahí cobrabamos sueldo, ni nada, porque el canal tenía los equipos a prueba todavía. Trabajábamos porque nos gustaba la actividad y como a la mayoría de los que estaban ahí los conocía, bueno, asi fue mi comienzo en canal 10» 

Blanca Laino con Christian Van Opstal, Luisina Brando Y China Zorrilla.

Señala que «Era el año 82, el canal tenia una etapa muy linda. Cuando ingresé a #Canal10 había poco personal estaban algunos en noticiero: Carlitos Emery, Miguel Angel Nuvolara, y de locutores Edgardo Gonzalez y Dario Di Meglio».

El canal se inauguró en marzo de 1982, un año muy complicado en la historia del país. La guerra de Malvinas, la dictadura militar que poco a poco empezó a perder fuerza y los movimientos civiles comenzaron a tomar protagonismo. Se comenzaban a sentir aires de democracia y qué pasaba en Canal 10?

«Con el advenimiento de la democracia se comenzaron a hacer programas. El canal empezó a hacer publicidad y ahi empezó la etapa de #Canal10 con programas propios, era el inicio de algo maravilloso porque ninguno conocía prácticamente de televisión» y hubo que aprender y mucho, la empresa comenzó a capacitar a todo el personal.

Blanquita, una precursora en la televisión rionegrina

Empezó con su trabajo como locutora, pero su curiosidad por este mundo la llevó a indagar en la producción de programas y así se convirtió en la primera mujer conductora de la provincia. “Los programas eran algunos envasados y programas locales no había. Había un noticiero en el cual se daba toda la informacion de la provincia y algo local, pero era muy poquito», recuerda.

Y llegó el día en que había que presentar propuestas de programas. «Empezamos a organizarnos, nos dieron alguna capacitación para ver como podíamos ir armando los programas porque ninguno tenia idea de como se hacía. La tecnología también era distinta, no teníamos la posibilidad como ahora que sea digital, de armar programas rápido y sin tanto volumen de aparatos». 

Blanca Laino con Teté Coustarot.

Después se sumaron más mujeres a la pantalla del 10. Mirta Verdugo y María Esther Piñeiro con un magazine y más adelante, María Delia Sebastiani que estuvo en informativo y en Juventud en acción.

Y un día comenzaron los programas locales

El primer programa fue «Creá que te vemos» dirigido a los niños. Blanquita recuerda como era producir el programa con la tecnología del momento «Convocamos a los chicos para que mandaran dibujitos al canal entonces asi se fue creando una comunicación con el televidente». Comenta que todo era vía correo postal por lo que recibir la correspondencia llevaba su tiempo.

Blanquita nos relata como era el proceso una vez que llegaban las cartas de los chicos: «Esos dibujos había que filmarlos y proyectarlos en la pantalla, era un trabajo que llevaba muchas horas, muchos días».

Agrega además que «Había cosas que se hacían en el estudio, algunas en exteriores y participaba toda la comunidad artística de la ciudad y de otros lugares, lo escribía y producía Juan Raul Rithner, la verdad, era maravilloso». 

Después llegó «Identidad», el primer programa hecho en exteriores, que más tarde pasó a llamarse «Identidad Rionegrina» y con estos programas se recorrió la extensa provincia de Río Negro y las vecinas Neuquen y Chubut, que eran parte del área de influencia del canal. Y asi llegó el contacto directo con la gente.

“Al lugar que llegábamos nos comunicabamos antes con la gente… y más o menos organizaban lo que le pedíamos, para entrevistar personajes, ir a lugares para contar la historia de ese lugar. De a poquito se fue creando esa comunicación  y ya después la gente se acostumbró a vernos, en cada lugar que llegábamos era como una fiesta».

Después llegó «Hogar dulce Hogar»con el Negro Brizuela Méndez y más magazines y el último fue La Siesta que lo condujo con Ricardo Ramos.

Algunas anécdotas de Blanquita

Cuando salía a exteriores iba sola con el camarógrafo, «a veces era Pablito Alfieri o Sergio Salazar o Felix Carrasco, ibamos los equipos y yo, dos personas. El equipo era muy grande y pesado», recuerda y siempre le tocaba llevar la casetera o el tripode, llevaba mucho tiempo armarlo. «Tenias que hacer coraje y colgarte todo… era lo que había».

También recuerda el día que bajó en helicóptero en el centro de Roca, donde hoy está el monumento a la manzana; cuando se subieron a un barco de pesca para registrar la vida en el mar y se descompuso el camarógrafo, entonces hubo que regresar a tierra firme.

Otras imágenes que lehan quedado grabadas en su memoria son las visitas a los parajes; el primer día del niño que se transmitió por televisión; las ricas comidas que cocinaban en el programa unas señoras de Villa Regina, entre tantas otras.

Y los recuerdos siguen con los compañeros, Blanca los nombra y sonríe y cuenta algún detalle de Cristina Nakaya, de María José Ruiz, de Cynthia Valenzuela, de Emiliano Gatti, de Alberto Pardo Grillo, de Carlitos Emery, de Pablo Alfieri, el camarógrafo con quien más trabajó.

Después que dejó el Canal, Blanquita puso todas sus energías en su emprendimiento de cultivo y comercialización de gírgolas, pero esa es otra historia que pronto se las contaremos.

Cuando la entrevista llegaba a su fin hablamos que lo que quedó por hacer y contó que le quedaron entrevistas por hacer, a vecinos y personajes de la región y la invadió la emoción porque algunas historias pendientes ya serán siempre pendientes.

Y al consultarle si volvería a la televisión, sin dudar un instante, respondió con un alegre y seguro ¡SI!.

Comentarios
¿Qué opinas de esta nota?
  • Interesante (67%)
  • Me gusta (19%)
  • Útil (5%)
  • Aburrido (5%)
  • No me gusta (5%)