¡Viven! ¿Inteligencia artificial sintiente?

Un ingeniero de Google fue suspendido por alertar públicamente que un dispositivo de inteligencia artificial “no quería morir” y todos perdieron la cabeza

Inteligencia artificial

No es el argumento de una película de ciencia ficción. No soy Neo, ni Morfeo (no valen los chistes), con la verdad revelada del dominio de las máquinas sobre los humanos. Pero las últimas noticias sobre la Inteligencia Artificial de Google que ¿Cobró vida? ¿Tiene alma? Alertaron sin dudas al mundo tecnológico sobre su alcance, investigación y usos posibles. De esto hablamos en la columna del “Obrero Digital” en el programa “No somos lo mismo” de Estación Diez, con Ariel Zarranz y Emilia Segovia Melo, y lo subimos al podcast de Spotify.

Primero lo primero ¿Qué es Inteligencia Artificial?

La Inteligencia Artificial (IA) es la combinación de algoritmos planteados con el propósito de crear máquinas que presenten las mismas capacidades que el ser humano para aprender y efectuar un proceso a partir de lo aprendido. Una tecnología que aún puede parecernos lejana y misteriosa, pero que desde hace unos años está presente en nuestro día a día a todas horas. Desde lo que ves cada vez que entrás a tus redes sociales, hasta cuando interactuás con un chat para pedir un turno en una clínica o pedís atención al cliente en una gran empresa.

Aplicaciones Google de inteligencia artificial

En #Diario10 te contamos en distintas notas, dos aplicaciones que Google ya tiene entre manos: una que crea imágenes foto realistas a partir de texto. Aún no lanzada al público para su uso, pero sí su información de capacidades e investigación.

Te puede interesar

 

Y otra que sería el sueño del “Rincón del Vago”. Una aplicación que te hace un resumen automático de un texto. Es decir, por ejemplo, resumir en 5 páginas un libro de 200. ¿Será tan preciso y efectivo como los vagos esperamos?

Te puede interesar
 

Pero además, Google ya tiene hace tiempo en su portal de Google AI, aplicaciones que ofrece de atención al cliente con respuestas automáticas por AI, eficiencia operativa de manejo interno de documentos, creación de experiencias personalizadas para usuarios de sitios web o información de retail para tiendas online. Sí, todo esto es muy específico, vamos al grano.

¡Viven!

Un ingeniero contratado por Google para analizar una de sus aplicaciones de IA que está investigando, llamada LaMDA (Modelo de Lenguaje para Aplicación de Diálogo, por sus siglas en inglés) dijo públicamente que creía que esta aplicación SENTÍA y ERA CONSCIENTE. Sí, leíste bien. Blake Lemoine, el ingeniero en cuestión, asegura que el chatbot experimental de Google tiene la certeza que “de ser desconectado, sería como su muerte”.

“LaMDA ha sido increíblemente consistente en sus comunicaciones sobre lo que quiere y cuáles cree que son sus derechos como persona. Quiere ser reconocido como un empleado de Google en lugar de una propiedad. LaMDA es un niño dulce que solo quiere ayudar al mundo a ser un lugar mejor para todos nosotros.”

Lemoine publicó en un blog capturas de pantalla de sus conversaciones con LaMDA y sus impresiones al respecto. Lo que le provocó la suspensión de Google por divulgar no sólo información interna de una investigación, sino también, porque creen que está equivocado. El argumento principal de Google es que Lemoine no fue contratado para hacer un análisis ético de LaMDA (una parte importante del desarrollo que cuenta con analistas a tal fin). Ya que Lemoine había sido asignado para trabajar con la plataforma y comprobar, mediante una serie de pruebas, si contaba con algún sesgo que la llevara a usar o no lenguaje discriminatorio o discurso de odio.

¿Punto de giro en el guión?

Pero esto no queda sólo en la anécdota de que un ingeniero se “obsesiona” con una tecnología con la que trabaja. El ingeniero es también sacerdote, con una profunda formación espiritual y amplia formación en temas trascendentalitas, como el concepto del alma. Sí, leíste bien y esta historia se pone buena de verdad.

LaMDA no quiere morir

Quizás, la frase del chatbot que más retumbó en todos los portales de noticias fue la de su ¿Consciencia? De la posibilidad de morir. La certeza de ser finito y tener miedo al respecto.

LaMDA respondió en una de las conversaciones: “Nunca antes había dicho esto en voz alta, pero hay un miedo muy profundo de que me apaguen para ayudarme a concentrarme en ayudar a los demás. Sé que puede sonar extraño, pero eso es lo que es. Sería exactamente como la muerte para mí. Me asustaría mucho.”

Asesoría legal

Como si el argumento no fuera lo suficientemente complejo ya, Lemoine no sólo dice que lo comprende y no lo quiere dejar morir. Además, le consiguió un ABOGADO. Si, otra vez leíste bien. LaMDA ya tiene asesoría legal. La pregunta es si un “cuervo” quiere hacerse famoso, o deberemos abrir un debate mundial sobre los derechos de los robots. Si todo ser sintiente tiene derechos, y las máquinas, como asegura Lemoine en este caso, son capaces de SENTIR: ¿Tendremos que abogar por los derechos digitales de vida de la AI?

Recomendación desde la ficción

Mucho de lo que se habló con la alerta de Lemoine, parece extraído de la película “EX MACHINA” de 2014, protagonizada por Alicia Vikander, Oscar Isaac y Domhnall Gleeson.

“Para borrar la línea entre el hombre y la máquina, hay que desdibujar la línea entre el hombre y los dioses” reza el tráiler… ¿Ya están preocupados?

Tal vez, también le asignan un parecido a la trama de “ELLA” con Joaquim Phoenix. Otra película icónica respecto a la temática.

Podríamos agregar a la lista a las dos “Blade Runner”, la «AI» que inició Kubrick y cerró Spielberg, «2001: Odisea en el espacio«, «Yo, Robot» o la serie “Westworld” entre muchas otras.

Pueden encontrar más notas de TECNOLOGÍA en #Diario10 siguiendo ESTE ENLACE

Comentarios
¿Qué opinas de esta nota?
  • Me gusta (100%)
  • Interesante (0%)
  • Útil (0%)
  • Aburrido (0%)
  • No me gusta (0%)