Lighyear: la gran sorpresa de Pixar que fue prohibida en varios países

La divertida película del universo de Toy Story fue criticada y hasta prohibida en 14 naciones debido a que uno de sus personajes forma parte de la comunidad LGBT.

En 1995, Pixar sacó una de las películas de animación más taquilleras de la historia: Toy Story. El film tiene como protagonista al vaquero de juguete Woody, quien debe soportar la nueva adquisición de su dueño Andy, una figura de Buzz Lightyear, el protagonista de su película de acción favorita. Veintisiete años después, casi como de sorpresa, Pixar nos presenta esa película que se mantuvo como un misterio hasta ahora.

Te puede interesar:

Esta semana estrenó en Cine Rex Roca el nuevo film del universo de Toy Sory, Lightyear, la película favorita de Andy. La novedad de la cartelera cuenta con funciones los días viernes, sábado, domingo y lunes a las 15:00 hrs., y todos los días a las 17:30 hrs., 20:00 hrs. y 22:30 hrs.

Buzz Lightyear es un guardián espacial que junto con su fiel compañera de aventuras, Alisha Hawthorne, dedica su vida a explorar el universo. Durante una misión en un planeta extraño, el protagonista tiene un accidente en la nave que provoca que todos los tripulantes queden varados sin poder volver a la Tierra. Llevando el gran peso de la culpa, Lightyear se compromete a devolver a todos a su hogar, cueste lo que cueste.

Lo que sigue es un viaje por el espacio y el tiempo que el protagonista experimentará con un grupo de simpáticos personajes, y una batalla esperada desde la primera película de Toy Story: por fin conocemos cómo surge el odio inmensurable de Buzz hacia su enemigo y villano de la película, el Malvado Emperador Zurg.

A pesar de ser una película dueña de una ternura y una inocencia indiscutible, la misma no estuvo exenta de polémicas. El film fue prohibido, hasta ahora, en un total de 14 países tanto de Asia como de Medio Oriente. ¿La razón? Un beso.

La película fue prohibida en tantas naciones porque uno de los personajes principales, la ya mencionada Alisha, se casa y forma una familia con otra mujer. Una emotiva escena de un beso entre ambas fue el detonante para que varios países prohibieran que la película fuera visualizada en sus territorios, ya que se trata de un acto de amor no-heterosexual.

Reguladores de los Emiratos Árabes, por ejemplo, anunciaron el fin de semana que prohibían la película por «violación de las normas de contenido de los medios de comunicación del país», al tuitear una fotografía del personaje principal, Buzz Lightyear, con un símbolo rojo de “No».

Incluso en el país originario de las compañías creadoras de este film, Estados Unidos, no se evitaron las críticas y censuras. Originalmente, la escena del beso entre Alisha y su esposa fue retirada de la trama, antes de que Pixar y Disney decidieran echarse atrás ante los reclamos de sus trabajadores, quienes le exigieron a ambas empresas que sostengan sus compromisos con el colectivo LGBT.

A pesar de ser una película infantil, Lightyear cuenta con un gran público que se encuentra entre sus 20 y 30 años de edad. Los niños que supieron disfrutar de Toy Story hoy vuelven al cine como adultos, para reencontrarse con un personaje que marcó varias infancias y nos remonta a la inocencia de la niñez. Siendo consientes de esto, los guionistas dejaron varias líneas y chistes destinado a un público adulto, como han acostumbrado en varias de estas producciones.

El cine presenta un ambiente especial cuando las butacas se llenan de aquellos niños que ahora son adultos, y llevan a sus sobrinos, hijos y a sus niños interiores a disfrutar de una película que sirve de precuela a lo que sucede más adelante en Toy Story. En síntesis, Lightyear es una oportunidad que no hay que desaprovechar.

Comentarios
¿Qué opinas de esta nota?
  • Me gusta (0%)
  • Interesante (0%)
  • Útil (0%)
  • Aburrido (0%)
  • No me gusta (0%)