Un ninja musical: Martín Buscaglia

El músico uruguayo, Martín Buscaglia, está de gira por nuestra región y lo entrevistamos en exclusiva para Diario 10

Martín Buscaglia
Martín Buscaglia (Foto: Facebook oficial del artista)

La Gira patagónica de Martín Buscaglia comenzó ayer en Carmen de Patagones y termina el lunes en Villa La Angostura. Conversamos en exclusiva con este músico uruguayo, melómano nato, carismático, multifacético . Viene  a presentar “Basta de Música” un disco de 2020 que por la pandemia tardó en tener su instancia En Vivo. Asegura que todas las facetas de su trabajo lo nutren de maneras singulares y potentes:  tocar, grabar, componer y llevar su música de acá para allá,  también es parte de ese proceso.

SG: ¿Cómo afrontas seis días de recital , sin parar? ¿Habías salido después de la pandemia?

MB: Me gusta pensarlo como un solo toque que dura seis días. La disposición mía es como para un concierto que dura 6 días, en cada día dos horas las destino a eso y el resto me dedico a vivir. Todo lo que vivo estos días, es exigente, en términos de concentración. 

SG: ¿Qué disfrutás de las giras?

MB: Me gusta el combo entero;  como con la música, es lindo tocar para la gente,  pero es lindo cantar en la ducha también.

De lo que más extrañé durante la pandemia, que estuvimos prohibidos, fue estar en tránsito, viajar, tocar, cantar, eso sí.

Pero algo del trayecto, estar en ningún lugar,  habitar esa  disposición medio karateka que hay que tener para tocar en Vivo. Cuanto más libre e improvisado podes ser en escena, más centrado tenes que estar, saber  dónde estás parado. Si  hago algo  en el escenario es porque ya lo domino, porque estoy en estado ninja: estás tan bien colocado que todo te importa mucho y podés conectar con lo que venís a hacer.

 

SG: ¿Estás en estado sensible para coleccionar imágenes para tus canciones durante las giras?

MB: si! claro, vas recolectando imágenes estando vivo de hecho, no tenés ni que salir a buscarlas. En eso hay diferentes maneras, cada quien tendrá sus dones, pero yo,  en general, rarísima vez me siento a escribir una canción. Estoy más ocupado viviendo la vida que pensando en….  yo lo veo más como la experiencia de  volverme un territorio fértil para que prendan las imágenes. Medio haciéndome el sota, haciéndome el distraído, como en la física cuántica, que si no lo mirás , sabes que está ahí, pero si lo mirás, desaparece o pasa otra cosa en todo caso. A las imágenes no hay q darles tanta pelota. Ahí no estás cuidando el fuego, estás perdiendo el tiempo. Si la idea, la imagen está, se te va a prender, no te va a soltar y las vas a poder trasladar a lo que desees. 

Martín Buscaglia

SG:  ¿Cuáles son las que te conmueven más ahora ?

MB: Va mutando eso, aunque hay obsesiones, claro. Todos los artistas las tenemos, me gusta envejecer, me encanta lo que pasa con eso. En la tarea, a lo largo del tiempo, no solo los discos, las otras cosas musicales que voy haciendo, van armando una cuentas en un collar y me gusta ver cómo se relacionan entre sí.

Creo que no solo estás influido por lo que haces, si no que te influye lo que hiciste antes.

En retrospectiva, tuve una época en que me fasciné con  la asociación libre, ese poderío, me gusta, lo que surge de lo espontáneo. Luego , por ejemplo cuando grabé ” Temporada de conejos” , estaba más pendiente de la rítmica. y ahí fui jugando con diferentes experimentos. Ahora estoy en una vuelta a la  asociación libre pero habiendo atravesado un estudio de las formas. Por suerte, siento que las letras, los sonidos de mi último disco, son la condensación de mis preguntas, mis inquietudes de este Martin que soy ahora y que fui construyendo. Yo veo mis discos viejos y no soy otro, por ahí pongo énfasis en otras cosas, pero soy yo, soy el mismo pero en otro contexto. 

 

SG: En relación a toda la nueva sonoridad y las nuevas maneras de producir música, ¿Cómo te relacionas con eso? ¿Qué te interesa de las nuevas generaciones musicales?

MB: Por un lado, estamos haciendo  cosas  que hacíamos en la era pre internáutica, pero haciéndolas de la nueva manera. Yo manejo esas herramientas desde hace bastante tiempo, en El evangelio según mi jardinero” , por ejemplo, grabé en una casa, y fue revelador en ese momento. tomar el control del estudio. Esta es una era Post – Fi , pasamos por el Lo-fi, el Hi- fi y ahora que eso ya pasó,  lo podemos combinar, tomarlo y resignificarlo. Mi disco Basta de Música lo grabé de una manera combinada:  todo fuera de la computadora, con pedales, con máquinas tangibles ,  que ejecuta el ser  humano, pero pensando en la edición que vamos a hacer después en una compu.  Una convivencia de los mundos,  como la libertad y el presidio, como internet, que es divino porque puedo hacer muchas cosas, pero a cambio le tengo que entregar mucho de mi tiempo para poder hacerlo. Tengo acceso a mucha música , pero a cambio la escucho de la peor manera, y si no me gusta, a los 30 segundos lo puedo cambiar. ¿Soy más libre? y,  más o menos.. casi no,  te diría. 

En cuanto a las nuevas movidas, el trap, me fascina. Es una especie de híbrido, de cosa mainstream que miles de chiquilines escuchan, bailan, se inspiran en esa. Tiene un grado de psicodelia y locura,  que antes era una cosa más de gueto y ahora llenan lugares. Muchos ni siquiera son músicos y está perfecto:  es el rock and roll de hoy. Es la anarquía de la música,  es lo que siempre tuvo que tener la música joven. Me parece fascinante, bastante irresistible.

SG:  Escuchas Trap, tocás instrumentos criollos, pasás música en vinilos, vas y venís entre viejas y nuevas prácticas.

MB: si!  porque vuelve  a ser novedoso lo que ya hicimos.  Hace poco grabé con “Mi amigo invencible” , grabamos todo juntos, a la antigua,  y pasan nuevas cosas , indefectiblemente. por eso es un error para mi mirar las cosas del pasado y darles un sentido inequívoco, es antipoético. Un libro de poesía me parece  más creíble que un libro de historia. La historia le clava un alfiler a una mariposa y te la describe, pero está muerta. La poesía  ve pasar la mariposa y produce mil sentidos sobre ese mismo fenómeno. 

 

SG: ¿Qué te sostiene en el escenario después de tantos años?

MB: Estar en escena es una experiencia que no se gasta nunca, en diferentes formatos, aunque sea charlando. Es como ver  ballenas, contemplar un atardecer, caminar por la playa, son experiencias que no se agotan nunca, que siempre  te conmueven. Es un momento ritualístico. Puedo estar charlando 5 minutos antes de cualquier cosa, de fútbol, por ejemplo.

Cuando se produce ese encuentro con la gente,  siempre pasa algo mágico, novedoso, fascinante. 

SG: Contame del recital que vas a dar en la gira. ¿cómo está planteado?

MB: Botellita de agua, guitarra, sillita y nada más. Algunas cosas del último disco que estoy presentando y otras cositas mas viejas. Este formato es,  casi la manera en la que toco cuando me encuentro con mis amigos, con mis colegas , es el más libre, el más emotivo para mi , es una relación  más sensible,  espiritual que se hace con los que están ahí, y no es un cliché, porque no importa cuantas personas hay, importa que estemos presentes, juntes. Aunque esté con una guitarra , no implica que sea una cosa juglaresca, delicada, se arma baile también, se arma una fiesta.  

 

SG: ¿Te identificas con esa figura, la del juglar?

MB: Es linda la imagen, si. Tengo una cosa andariega desde siempre. Antes trabajaba en jardines de infantes y juntaba plata y creaba canciones para salir de viaje a tocar en las vacaciones. En ese sentido sí, pero en verdad me identifico más como músico. No tengo una devoción por la canción,  para mi lo que importa es la música, como trabajás para eso, eso depende de tus herramientas, pero la canción para mi , no es un fin, es un vehículo. Una buena canción, bien construida, no te asegura nada, tiene que ser más como un tai chi.

 

La Gira

Hoy Jueves 16 se presentará en Roca (La Casa de la Cultura, a las 21. Entradas en https://bit.ly/3H1zyAd)
El viernes 17  en El Bolsón (Espacio Ave Fénix, a las 22. Entradas en 2944603891),
El sábado 18  en Bariloche (Estación Araucanía, a las 22. Entradas en barilochense.com),
El domingo 19 en San Martín de los Andes (Espacio Trama, a las 20. Entradas en barilochense.com)
El lunes 20 en Villa La Angostura (Cervecería Blest, a las 21, gratuito)

 

Pueden encontrar más notas de CULTURA en #Diario10 siguiendo ESTE ENLACE

Comentarios
¿Qué opinas de esta nota?
  • Me gusta (0%)
  • Interesante (0%)
  • Útil (0%)
  • Aburrido (0%)
  • No me gusta (0%)