Miles Davis, sinónimo de jazz

Seguramente, alguna vez, escucharon el arte de Miles Davis, pero ¿Saben quién era y por qué fue tan importante para la música?

Miles Davis
Miles Davis

Si bien se lo considera a Miles Davis como uno de los artistas fundamentales del jazz moderno por su carácter innovador y líder natural que condujo el género a través de treinta años, su carrera estuvo marcada por excesos, relaciones violentas con sus parejas y severos problemas de salud.

Repasamos  la vida de Miles Dewey Davis III, un nombre que es sinónimo de Jazz.

Su álbum Kind Of Blue (1959) es el disco más vendido en la historia del género y su música tuvo una fuerte influencia que superó las fronteras del jazz; su estilo sigue siendo reproducido por diferentes artistas que toman su sonoridad como emblema del jazz moderno. 

Davis era hijo de un dentista, Dr. Miles Dewey Davis, Jr., y de una profesora de música, Cleota Mae  Perteneció a  una familia afrodescendiente de clase media en East St. Louis . Se interesó por la música durante su infancia y, aproximadamente a los doce años, comenzó a recibir clases de trompeta. En su adolescencia mezclaba sus estudios escolares con sus presentaciones en bares locales. A los 16 años ya tocaba fuera de la ciudad durante los fines de semana. A los 17 se unió a los Eddie Randle’s Blue Devils, una banda regional de Saint Louis.

Contacto con Charlie Parker

Uno de sus grandes momentos que le daría dirección a su vida artística fue cuando se encontró con Charlie Parker en Nueva York, en septiembre de 1944. Parker lo atrajo por su genialidad y pasó a convertirse al poco tiempo en su productor artístico. Ya que reunía a la banda de Bird para ensayar y estar a tiempo en los shows, en los que muchas veces el saxofonista no aparecía.

Miles tenía 19 años y lo había conocido cuando la orquesta de Billy Eckstine se presentó en Saint Louis con Parker, Dizzy Gillespie, Sarah Vaughan y Art Blakey.

Ver por primera vez a Diz y Bird fue la sensación más fuerte que experimenté en mi vida (con la ropa puesta)”, reconoció Davis en su autobiografía, escrita por Quincy Troupe.

El nacimiento de lo cool

En 1949 se trasladó a París para presentar su recientemente grabado  Birth Of The Cool”, uno de los discos más emblemáticos del Jazz de todos los tiempos. La vida en la capital francesa le provocó una sensación de libertad que jamás había experimentado. Pero al regresar a Nueva York volvió a los conflictos habituales devenidos del racismo y de un ambiente que se iba deteriorando por el consumo de drogas, al que él mismo sucumbió.

La escena neoyorkina

El trompetista transitó una grave adicción a la heroína de la que terminó de salir, con mucho esfuerzo, en 1954. En este período grabó varios trabajos y siguió labrándose una reputación que sólo hacia 1953 empezó a resquebrajarse aceleradamente. Un aspecto que impulsó su lucha por recuperarse. Entonces, se refugió en la granja de su padre, en Illinois, donde su fortaleza emocional logró rescatarlo.

No sólo llevó el jazz a la electricidad sino también le sumó el rock.

Seguir a la vanguardia

En febrero de 1969 en una sola sesión graba otro de sus grandes trabajos, In a Silent Way con Wine Shorter, Herbie Hancock, Williams, Dave Holland, Chick Corea, John Zawinul y John McLaughlin.

Un verdadero supergrupo que respaldó la entrada de Davis en las listas de ventas de la Billboard como uno de los mejores discos del año. Pero con toda la crítica del mundo del jazz acusándolo de haberse vendido al rock.

Los que siguieron , fueron años de drogas, mujeres y proyectos que no se terminaron de concretar. Por un lado, fue encarcelado por una denuncia de Eskridge, madre de su hijo Erin, por no pagar alimentos. El trompetista debió pagar 10.000 dólares para salir bajo fianza. Por el otro, reanudó su relación con la actriz Cecily Tyson y se casaron.

El final

Davis contó alguna vez que Tyson lo ayudó a abandonar la cocaína. Pero, de todos modos, volvieron los problemas y terminaron separándose. Al retomar su actividad artística, Davis debió practicar seriamente con la trompeta. Había perdido la embocadura y la potencia para tocar, y su siguiente disco, The Man with The Horn, tuvo poca suerte en las ventas.

Como si todo eso fuera poco, en 1982 sufrió un derrame cerebral del que logró reponerse, aunque con algunos problemas de movilidad en su mano derecha.  El momento coincidió con el aumento de su interés en la pintura.

El adiós a Miles Davis

Miles falleció el 28 de septiembre de 1991, en Santa Mónica, California, como resultado de una hemorragia cerebral seguida de un coma al que se le sumaba una grave insuficiencia respiratoria por una persistente neumonía derivada del HIV. Davis estaba tomando desde meses antes AZT, un medicamento para reducir los efectos del retrovirus. Tenía 65 años.

 

Pueden encontrar más notas de CULTURA en #Diario10 siguiendo ESTE ENLACE

 

Comentarios
¿Qué opinas de esta nota?
  • Me gusta (0%)
  • Interesante (0%)
  • Útil (0%)
  • Aburrido (0%)
  • No me gusta (0%)