Violencia de género: agresor con prisión preventiva

Un hombre fue acusado de femicidio en grado de tentativa y otros delitos en contexto de violencia de género y continuará con prisión preventiva mientras avanza la investigación en su contra. Intentó matar a su ex pareja y la madre del imputado fue la que intervino para poder impedirlo.

Los violentos episodios comenzaron en la madrugada del 21 de mayo cuando el acusado – sobre quien pesada una restricción que le impedía acercase a la vivienda – ingresó sin autorización y saltando un portón al domicilio de su ex pareja ubicada en el barrio Stefenelli, en General Roca.

Cerca de las nueve de la mañana de ese mismo día, el hombre se dirigió a la casa de su propia madre, donde también ingresó en contra de su voluntad. Comenzó a agredirla físicamente propinándole golpes en distintas partes del cuerpo, así como también tirándole los pelos e intentando asfixiarla. Durante su accionar, el hombre le recriminaba a su progenitora que no lo ayudaba para que su ex pareja se vaya de su casa.

Minutos después de lo anterior, el acusado recorrió los cien metros que separan la vivienda de su madre respecto de la de su ex pareja. Volvió a ingresar por la fuerza saltando el portón de ingreso que se encontraba cerrado con llave. Allí, tomó una herramienta metálica de unos 20 centímetros de largo con la cual comenzó a atacar a la mujer golpeándola en reiteradas oportunidades en la cabeza con la clara intención de darle muerte.

Para intentar socorrer a la víctima, la hija de ambos comenzó a intervenir y fue agredida por su progenitor quien la tomó del cabello y también la golpeó. Finalmente, llegó al lugar la madre del imputado quien comenzó a golpearlo con un palo para que deje de agredirlas logrando que el mismo soltara a sus víctimas.

 LA FISCAL RECORDÓ EL COMPROMISO DEL ESTADO ARGENTINO DE PERMITIR QUE LAS MUJERES PUEDAN VIVIR UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA.  

La fiscal del caso, Verónica Villarruel, calificó los hechos como femicidio agravado por el vínculo en grado de tentativa por la agresión a su ex pareja y lesiones leves doblemente calificadas por el vínculo y por ser cometidas en contexto de violencia de género respecto de los ataques para con su hija y su madre.

Además se suman a lo anterior, los delitos de violación de domicilio y desobediencia a una orden judicial toda vez que al imputado se le había prohibido en el marco de un proceso de familia acercarse a los dos domicilios reseñados.

La representante del Ministerio Público requirió la prisión preventiva del acusado destacando que en caso de ser hallado culpable, la pena a imponer sería indefectiblemente de cumplimiento efectivo. Además destacó que el caso debía analizarse con perspectiva de género y recordó el compromiso del Estado argentino de permitir que las mujeres puedan vivir una vida libre de violencia.

La fiscal sostuvo que cualquier otra medida que no sea la de la prisión preventiva sería insuficiente para permitir lo anterior y que haría peligrar el normal avance del proceso puesto que el imputado no había respetado la perimetral que ya pesaba en su contra.

El Juez de Garantías, Julio Martínez Vivot tuvo por formulados los cargos en los términos expuestos por los acusadores e hizo lugar a la medida cautelar requerida. En consecuencia, el acusado permanecerá detenido en carácter de prisión preventiva.

Comentarios