Recomiendan medidas para prevenir intoxicaciones con Monóxido de Carbono

Inhalar este gas inodoro e incoloro puede provocar graves consecuencias a la salud.  Es por eso que, te contamos qué es, cuáles son los síntomas y cómo prevenir cualquier intoxicación.

Con la llegada de los días más fríos y las bajas temperaturas, se incrementa el uso de estufas, calefactores a gas y estufas a leña, entre otros artefactos que ayudan a mantener los hogares un poco más cálidos.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que, si no se toman ciertos recaudos, la mala combustión de estos artefactos pueden resultar peligrosos, ya que el monóxido de carbono (CO) es un gas inodoro e incoloro y su inhalación puede provocar graves consecuencias a la salud.

Es por eso que, desde la Municipalidad de Cipolletti brindaron algunas recomendaciones para prevenir intoxicaciones.

Ante cualquier emergencia comunicarse con la Central de Emergencias gratuita 109 o 911.

¿Qué es el monóxido de carbono?

Es un gas venenoso, sin color ni olor, por lo que se lo conoce como «el asesino invisible». Este gas se produce por la combustión incompleta del carbono presente en materiales tales como leña, carbón de leña, gas, kerosene, alcohol, gas oil, nafta. La inhalación e intoxicación por monóxido de carbono produce que se emplace al oxígeno en el torrente sanguíneo por este gas. En consecuencia, la falta de oxígeno daña el corazón, el cerebro y otras partes del cuerpo. Cada año mueren unas 200 personas por intoxicación.

¿Cuáles son los síntomas?

Los principales síntomas de una intoxicación por monóxido de carbono son: dolor de cabeza, mareos, debilidad, náusea, palpitaciones, vómitos, dolor de pecho y confusión. En general, puede ser difícil de diagnosticar, debido a que los síntomas son similares a los de otras enfermedades. Estos accidentes pueden producirse mientras los habitantes de la casa duermen, sin que llegue a alertarse por los síntomas.

¿Cómo prevenirla?

-Controlar los artefactos con gasista matriculados
-La llama debe tener un color azul uniforme.
-Encender y apagar los braseros y estufas a leña fuera de la casa.
-No utilizar el horno ni las hornallas de la cocina para calefaccionar el ambiente.
-Dejar una puerta o una ventana entreabierta.
-No arrojar plástico, goma o metales al fuego.
-Evitar mantener recipientes con agua sobre la estufa.
-Controlar que los respiraderos no estén tapados.
-Apagar brasas y llamas antes de dormir.
-Ventilar la casa una vez por día.

 

Comentarios
¿Qué opinas de esta nota?
  • Me gusta (0%)
  • Interesante (0%)
  • Útil (0%)
  • Aburrido (0%)
  • No me gusta (0%)