«Viaje programado»

Escrito por Mirta Aila. Taller de Creatividad Literaria conducido por Norberto Landeyro. Para participar pueden contactarse a [email protected]

Ese día, Paula se topó con la ciudad. En su mente grabó las coordenadas a las que se dirigía. Había revuelo esa mañana, los viajes en capsulón estaban colapsados, como todos los lunes. Miró su reloj, el retraso eran de ciento treinta milésimas de segundos entre el séptimo y octavo fragmento de tiempo. No había otra alternativa que la espera.

Encendió su programa, que rápidamente se presentó ante ella en una ventana virtual; buscó una bitácora histórica: le agradaba Egipto. Ingresó al sistema, recorrió el desierto, llegó al pie de la gran pirámide de Guiza y miró hacia arriba…

Pensó y atesoró ideas, Paula tenía una gran disposición hacia la filosofía y anidó en su corazón una pregunta: ¿Qué diferencia al hombre de Egipto, constructor de pirámides, del hombre de ciudad, no de cualquier ciudad sino de su ciudad, constructor de cápsulas que viajan entre fragmentos espacio-temporales?

Con esta incógnita decidió abandonar la bitácora histórica, suspender la imagen virtual y se dispuso tomar el capsulón que partiria próximamente. Miró su reloj, solo habían transcurrido dos segundos. El vehículo llegó y combinó con las coordenadas en su mente.

Por: Mirta Aila

Comentarios
¿Qué opinas de esta nota?
  • Me gusta (0%)
  • Interesante (0%)
  • Útil (0%)
  • Aburrido (0%)
  • No me gusta (0%)