«Grados de certeza»

Escrito por: Shivani Rodríguez. Taller de Creatividad Literaria conducido por Norberto Landeyro. Para participar pueden contactarse a [email protected]

1.-

Que Juan nunca lo supo, ni tampoco lo sabían los vecinos.
Que Leandro Altamirano era un hombre serio y de pocas palabras, y se afincó en la zona poco tiempo después de que su esposa dejara de existir.
Que en el Sur no se suelen hacer muchas preguntas; lo trágico y lo profundo se quedan dentro de uno.

Que sí! Juancito Altamirano vivía pegado a los pantalones del viejo, era el hijo consentido que se quedaba en casa acompañando a su padre, mientras los hermanos mayores terminaban la universidad y se realizaban como profesionales.
Que los años le pasaron factura a don Leandro, y ya no podía moverse ni cambiarse de ropa ni comer sin ayuda.

Y esos hermanos de Juan, siempre escasos de tiempo, que venían solo de vez en cuando a ver si el viejo no había “estirado la pata”.
El pueblo entero lo vio a Juan desvivirse por su padre, abandonando cualquier proyecto personal. Permaneció a su lado hasta que don Leandro exhaló su último aliento.
Fue Juan quien se ocupó de los arreglos del funeral, por que para él, ese viejo compañero de la vida se merecía una despedida de las grandes y ardió su corazón cuando ellos simplemente vinieron al sepelio, como un trámite más para luego seguir con sus asuntos importantes.

Y después, el Juan que se quedó solo en la casa del campo impregnada con la esencia del viejo.
Recién entonces comprendió por que su padre decidió cambiar de querencia cuando su madre se fue al cielo.
Él tampoco soportaba ese vacío que le inundaba el alma de nostalgia y sabiendo de unos adinerados que querían comprar esas tierras, decidió comenzar con los trámites para venderlas y así poder marcharse a otro lugar.

2.-

Era la tercera vez que el Juez escuchaba esta historia de los testigos.
Amigos y vecinos defendían a Juan, incrédulos de lo que sucedía.
El escuchaba en silencio.

Inspirando hondo y llenándose de toda la paciencia que le invistiera su cargo, el magistrado se dirigió nuevamente al imputado.

-Señor, las pruebas de paternidad dieron negativas en un 60%. Esto indica que usted no es hijo legítimo de Leandro Altamirano y la parte querellante nos insta a privarlo de su libertad por intento de transacción ilegal.

Y agregó, -a menos que usted acepte la prohibición, deje de decir que es hijo de Leandro Altamirano y se abstenga de hacer cualquier trámite con el apellido Altamirano.

-Y cómo me voy a llamar entonces? Preguntó Juan desconcertado.
Abatido por el estrés y queriendo cerrar el conflicto, el Juez respondió, sin pensar en las consecuencias.

-Por mí diga que es hijo de Blanca Nieves!… Pero no que es hijo de Altamirano! Entendió?… Es por su bien, se da cuenta?
Juan respiró hondo se puso de pie, dura la mirada, firme los puños, intentando conservar las únicas raíces que conocía. Señaló al Juez amenazante y gritó:

-Leandro Altamirano es mi padre!
Personal de seguridad redujo al individuo violento y más tarde se le informó que tenía 48 horas para desalojar la casa y entregar los bienes a los verdaderos hijos de Leandro.
Doña Norma, una de las vecinas que lo acompañaban, intentaba consolarlo,

-No importa Juan, vos eras un hijo del corazón, ya sabes cuánto vale eso.
Arrasado por el dolor, conteniendo las lagrimas porque el viejo le había enseñado a ser duro, Juan murmuró con voz entrecortada:

-Pero yo soy hijo del viejo, verdad?
-Claro que sí! Volvamos a la chacra, tomemos unos mates y despidámonos de la casa, que el lunes hay que entregársela a esos chorros, no sea cosa que los cuervos te manden a la sombra.

3.-

Al fiscal de turno le tocó ir el domingo a corroborar los hechos denunciados por los vecinos.
La puerta entreabierta, la silla tumbada, los pies suspendidos en el aire.
Sobre la mesa, junto al mate lavado, una nota llena de errores ortográficos.
“Norma, ya estoy colifa con tanto enredo, mejor me voy a preguntarle al viejo que es eso del 60 %”…

Por: Shivani Rodríguez

Comentarios
¿Qué opinas de esta nota?
  • Me gusta (0%)
  • Interesante (0%)
  • Útil (0%)
  • Aburrido (0%)
  • No me gusta (0%)