«La casa de campo»

Escrito por Alba Kuhar. Taller de Creatividad Literaria conducido por Norberto Landeyro. Para participar pueden contactarse a [email protected]

He llegado de la exposición de mi último libro, cansada pero satisfecha de haberlo logrado otra vez. Y con una decisión largamente pensada y tomada. Regresar.
Qué extraño resultaba volver a mi antaño hermosa y silenciosa casa en el campo, hoy derruida y casi devorada por extrañas plantas -asesinas-.

Comienzo a caminar muy despacio, con pasos vacilantes -como si fuera una sonámbula- dirigiéndome hacia la puerta de entrada. La luz de la tarde había adquirido un tono dorado y un rayo de luz acompañaba mi andar y mi indecisión. Bajo mis pies, el césped reseco delata mi presencia.

Ante el umbral, mis manos accionan el picaporte oxidado y la puerta no cede. Levanto la maceta bajo la cual dejábamos la llave, entro y ante mi visión azorada nada había cambiado en su interior. Todo estaba igual. Desde la silla en la cual me sentaba y leía o escribía, mis dos grandes pasiones que me acompañan aún hoy; los cuadros que resaltaban sobre la pared de ladrillos, los objetos traídos de nuestros pasados viajes…

Ya en el cuarto, tumbada sobre la cama abro mi diario -que todavía yace sobre la mesita de noche- y un aluvión de emociones desbordan en lágrimas contenidas. Imágenes que iban y venían, en un momento dado estaban nítidas y al siguiente desenfocadas.
Hasta parecía escuchar el sonido de su voz, monótono, casi hipnótico y hasta casi real.
Durante una temporada había intentado convertir esta casa en un hogar. Ambos habíamos renunciado a varias cosas y al final ninguno de los dos nos sentíamos cómodos allí.

Aquella noche conversamos como nunca volveríamos a hacerlo, fue la última vez y por extraño que pudiera parecer, en ese momento me sentí liberada.

Hoy aquí, sentada en una hamaca en el jardín de mi casa ya restaurada, escuchando las aves trinar, el agua surgiendo de la fuente, la hierba fresca y recién cortada y pensando, casi con profundo conocimiento, que existe una fuerza que guía nuestras vidas de una manera que quizá jamás comprenderé.

Por: Alba Kuhar

Comentarios
¿Qué opinas de esta nota?
  • Me gusta (100%)
  • Interesante (0%)
  • Útil (0%)
  • Aburrido (0%)
  • No me gusta (0%)