Placer y felicidad, ¿Son lo mismo?

Es posible que en lo cotidiano no sepas distinguir con exactitud un estado del otro. Es que la línea entre ellos es tan delgada, que muchas veces hasta los confundimos

Es posible que en lo cotidiano no sepas distinguir con exactitud un estado del otro. Es que la línea entre ellos es tan delgada, que muchas veces hasta los confundimos.
Es por eso que hoy quiero hablarte sobre las diferencias que separan a estas palabras.

Conocer en detalle esto, puede permitirte identificar cuando estas bajo un estado de placer efímero o bien cuando estás haciendo algo que construye verdaderamente tu felicidad.

Cuando sentimos placer, es porque en nuestro cerebro se libera una sustancia llamada Dopamina. Esto se produce a corto plazo, es decir que la sensación puede durar segundos o minutos, y es tan agradable que tiende a ser “adictiva”; quien siente esto, hace que su cerebro diga: “quiero más”, deseará volver a repetir lo mismo para obtener esa sensación nuevamente, de manera mecánica.

La dopamina en exceso puede generar adicciones leves o severas. Este sentir, se hace presente más bien a nivel corporal, y normalmente este estado se tiende a experimentar solo.

Por ejemplo, al placer podemos encontrarlo al comer algo exquisito, al tener un orgasmo, escuchar una melodía, hacer un deporte que nos apasiona.

Pero la felicidad es algo mucho más profunda ¿No crees?

Aquí nuestro cerebro libera otra sustancia, llamada Serotonina, conocida no casualmente como la “hormona de la felicidad”. La ausencia de serotonina, puede generar depresión o melancolía.

La sensación se extiende a largo plazo, podemos sentir este estado por mucho más tiempo, y ya no es tan corporal sino más bien etéreo y abstracto (como si nos rodeara y envolviera). Esto produce un estado de bienestar general muy agradable. El estado de felicidad incita al individuo a compartir, a trasladar y replicar su estado a otros sitios y personas. Esto hace que su cerebro diga: “qué lindo esto, me siento pleno”.

Si bien la felicidad es muy subjetiva y depende mucho de la construcción interna de cada uno, podemos encontrarla fácilmente cuando: amamos a alguien, cuando un proyecto se logra, cuando se cumple un sueño muy anhelado, o cuando estamos viviendo alineados a nuestro sentir y pensar.

Ser y estar feliz es una elección importante que traerá enormes beneficios a corto y largo plazo. Nos aleja de lo efímero y lo banal, para conectarnos con lo verdadero y constructivo.

Entre el placer y la felicidad debe haber cierto equilibrio, pero si la felicidad es la que prima, tu vida en general, seguramente tomará otro matiz.

Ser feliz, también es una elección.

 


MINI BIOGRAFIA
Sofi es Psicóloga Social ha dedicado su vida al Mundo Holístico y lleva formando más de 6500 Terapeutas en diferentes disciplinas, en Argentina, España y Latinoamérica. Fue Panelista en un programa televisivo y también trabajó en 2 emisoras radiales. Sus años de trayectoria le permitieron crear técnicas propias, cursos y capacitaciones vinculadas al Bienestar y a la Integración de Terapias, a través de su presidencia en la Fundación Gaia.

Actualmente es miembro activo del Consejo Latinoamericano de Hipnoterapeutas, formadora de Terapeutas y fundadora del Movimiento Humano Cuántico.
Es madre, esposa, ha recorrido más de 14 países y vive con un pie en Argentina y otro en España.
Podés saber más de ella en:
www.sofiaastudillo.com
www.humanocuantico.com
Facebook: Sofia Astudillo Terapeuta
Instagram: sofi.astudillo.oficial 

Comentarios
¿Qué opinas de esta nota?
  • Me gusta (100%)
  • Interesante (0%)
  • Útil (0%)
  • Aburrido (0%)
  • No me gusta (0%)