Domingo revolucionado para el fútbol del viejo continente. Sus 12 clubes más poderosos anunciaron una «liga propia» por fuera de la UEFA (El equivalente a CONMEBOL en nuestro continente). Se trata del Real Madrid, Barcelona, Atlético Madrid, Manchester United y City, Chelsea, Arsenal, Liverpool, Tottenham, Milan, Inter y Juventus.

Por su parte, la UEFA ya anunció no sólo la negativa, sino también adelantó sanciones como el «veto» a los equipos que la conformen que incluye la no participación no sólo en la Champions League y Copa UEFA, sino también en las propias ligas de sus países.

«Permaneceremos unidos en nuestros esfuerzos para detener este cínico proyecto, un modelo que se basa en el interés propio de unos pocos clubes en un momento en que la sociedad necesita más que nunca la solidaridad. Estudiaremos todas las medidas a nuestro alcance, a todos los niveles, tanto judiciales como deportivos para evitar que esto ocurra. «

La FIFA también sacó un comunicado ante la revolución que generó el anuncio. Se mostró en contra de todo emprendimiento por fuera de sus mandatos.

Por supuesto, la discusión de fondo es la recaudación. Mientras la Champions asegura algunos partidos para los equipos grandes (dependiendo de su desempeño deportivo), la llamada «SUPER LIGA EUROPEA» les aseguraría al menos 18 partidos. Esto repercute en más derechos de televisación para cada uno.

Ya en enero, cuando se daba a conocer que se estaba trabajando en este proyecto, el presidente de la FIFA advirtió:

«FIFA y las seis confederaciones quisieran reiterar y que tal competición no sería reconocida ni por FIFA ni por las confederaciones. En consecuencia, ningún club o jugador que participe en Superliga podrá participar en ninguna competición internacional»

¿En qué puede afectarnos a nosotros? Bueno, de continuar esta «guerra» monetaria por la manija del fútbol europeo, los daños colaterales llegan a la selección. Porque si se concretan las sanciones y «vetos» mencionados, los jugadores que participen de la Súper Liga Europea, no podrán participar de sus seleccionados nacionales por ser competiciones FIFA. Por lo cual, imaginen un mundial sin (por lo pronto) Messi, Dybala, Lautaro Martínez, el Kun y Correa. Y si invitan al PSG como se rumorea, tampoco contaríamos con Di María y Paredes.

¿Qué les parece esta guerra europea?

Comentarios
¿Qué opinas de esta publicación?
  • Impresionante (0)
  • Interesante (0)
  • Útil (0)
  • Aburrido (0)
  • No me gusta (0)