Hace poco más de un año que comenzamos a convivir con la pandemia. El uso del tapaboca/nariz; el alcohol en gel, el lavado de manos; la distancia social; se transformó en una forma de vida.

Ya no más abrazos, ni besos. Ese apretón de manos quedó prohibido. Al principio se reemplazó por un toque de codos, que luego transformamos en un ligero “puño con puño”.

La carrera por el desarrollo de las diferentes vacunas fue sin descanso. Luego, la lucha para conseguir que lleguen a los diferentes países que no fueran las grandes potencias, una verdadera “Misión Imposible”.

La llegada de la segunda ola de Coronavirus a nuestro país, acrecentó la necesidad de encontrar a la mayor cantidad de la población vacunada. Se hizo principalmente hincapié inocular al Personal de Salud, Policía, Docentes y; sobre todo a nuestros Adultos Mayores.

No se escatimó en esfuerzos y Salud Pública salió OTRA VEZ al ruedo. El Vacunatorio contra el COVID se transformó en la “nueva trinchera”.

LA LOGÍSTICA «ESTÁ ACEITADA».

#Diario10 quiso vivir un día de vacunación en el interior de esa “trinchera”.

A las 09 comienza puntualmente la jornada de vacunación en la ciudad de General Roca. Desde temprano, la población citada se congregó en la Colonia Penal U5, donde funciona el Vacunatorio COVID.

Adentro, todo está dispuesto. El personal, compuesto por enfermeros/as, agentes sanitarios/as y voluntarios/as; sabe su rol dentro de esta gran cadena operativa.

La población citada son mayores de 60/ 70 y recibirán la primera dosis que de acuerdo a normativas nacionales dispuestas, les tocará la segunda vacuna a las 12 semanas.

Ese día en particular se inoculó con Sinopharm, la vacuna de origen chino. Los vecinos citados se mostraron contentos y expectantes; sólo algunos un tanto dubitativos. “Linda mano tenés. Diez puntos”, le dijo contenta una señora a Fabiana, la vacunadora.

Fabiana es enfermera del sector de Neonatología en el Hospital Francisco López Lima y colabora con el Operativo de Vacunación que se lleva adelante en General Roca. “Nosotros nos ofrecemos. De acuerdo a nuestros horarios, cuando tenemos libre, venimos”, refirió a #Diario10.

Para el Coordinador del Vacunatorio COVID, Nelson Gutiérrez; «Las estrategias van cambiando» de acuerdo a la vacuna que estén a disposición. Si se trata de Sputnik V la fila se forman de a 5 personas. Si tienen Sinopharm, se ubican de a una persona ya que se trata de monodosis. Así los vacunadores van rápido y es más práctico», relató.

El operativo es muy dinámico. “Estamos superando las 1000/1500 dosis por día, depende de la asistencia. Pero llamamos casi a 1600 personas un día antes”, informó Rodríguez. Todo dependerá de la asistencia de la población citada: “A veces faltan, porque los mayores tienen problemas para venir”, señaló el Coordinador.

“Nosotros lo hacemos sencillo porque hay entrenamiento. Sumamos la cantidad de registradores y sumamos un box de vacunadores”, destacó gutiérrez.

“El vacunador es muy rápido para vacunar y para dar las recomendaciones, que son muy importantes”, enfatizó Gutiérrez.

“El registro lleva un poco más de tiempo. Entonces sumamos, en vez de ocho ahora tenemos doce”, relató el Coordinador; y prosiguió “Vienen voluntarios de la Regional. Nos mandan de lunes a viernes 5 administrativos de Policía por la mañana. Eso nos suma un montón. Tenemos voluntarios, gente de policía, la jefa del DAPA está registrando y yo también voy a registrar, para hacerlo más ágil”.

Nora Godoy, es enfermera hace 36 años del Hospital Francisco López Lima y hace 25 años pertenece al primer nivel de atención donde trabaja como enfermera y vacunadora. “Yo no podía no estar. Son tantos años que llevo en esto. No podía no estar, es algo histórico», dijo orgullosa mientras seguía vacunando.

“Si duele el brazo: pañitos de agua fría de la canilla sobre el brazo. Sin refregar”, es el constante consejo que se escuchó repetir a los vacunadores luego de cada aplicación.

Ahora a esperar afuera, en el patio interno, unos 15 minutos por cualquier efecto secundario que pudiese acontecer. Pasado este tiempo, pueden irse a casa.

 

La importancia de la vacunación

En el camino por poner fin a la pandemia que nos atosiga desde hace más de un año, las vacunas contra el COVID-19 vienen a bloquear la propagación del virus y alcanzar la inmunidad colectiva. La importancia de la vacunación reside en que cuando hay suficientes individuos inmunes a una enfermedad se impide su propagación.
¡Vacunate!

Comentarios
¿Qué opinas de esta publicación?
  • Impresionante (0)
  • Interesante (0)
  • Útil (0)
  • Aburrido (0)
  • No me gusta (0)