La policía de Río Negro se vio ante el escenario de interrumpir una reunión social donde no se observaba el protocolo sanitario por el coronavirus. Personal  policial motorizado divisa que un grupo de jóvenes ingresó raudamente a una vivienda de calle Los Rosales entre Mitre y Bahía Blanca, donde había una cantidad importante de vehículos.

Ante la presencia de los uniformados la propietaria del lugar se hace presente e indica que ella autorizó un encuentro familiar de unas 20 personas. Finalmente cuando se hace desistir tal encuentro y comienzan a retirarse los reunidos, se contabilizaron en total 108 personas, la mayoría menores de edad, menores adultos entre 18 a 21 años y adultos, no tan solo de esta localidad sino también de Allen, Cipolletti y Neuquén.

Por tal motivo se inicia causa judicial y se labró de forma paralela infracción a la ordenanza municipal.

Desde la unidad policial indicaron que la preocupación es por el evento no autorizado, en circunstancias de pandemia, y aun mas la presencia de menores sin control alguno con personas alcoholizadas que posterior a la fiesta debían volver en vehículo.

Como ejemplo de este caso, cerca de las  7.30 hs una pareja de adultos que participaron de este evento, discutieron fuertemente en plena vía publica. El hombre presuntamente alcoholizado, cuando quiso agredir a la mujer fue denunciado por los vecinos y posteriormente detenido.

Comentarios
¿Qué opinas de esta publicación?
  • Impresionante (0)
  • Interesante (0)
  • Útil (0)
  • Aburrido (0)
  • No me gusta (0)