Nueve internos de una cárcel de Córdoba, en complicidad con amigos y familiares desde afuera, quedaron acusados de haber protagonizado varias estafas telefónicas, simulando ser empleados de la Anses que ofrecían el pago del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y así robaban datos bancarios de sus víctimas y les vaciaban las cajas de ahorro.

Así lo informó este jueves el Ministerio de Seguridad de la Nación, desde donde se consignó que la banda de estafadores fue desbaratada y se le secuestró más de un millón y medio de pesos. 

Según se informó, las llamadas eran realizadas desde pabellones de la Cárcel de Cruz del Eje. En total, unas 15 personas fueron imputadas y quedaron a disposición del juzgado interviniente.

Como resultado, se secuestraron más de 1.500.000 pesos, 1.200 dólares, armas de fuego, teléfonos celulares, chips, computadoras, tarjetas de memoria y agendas con anotaciones de cuentas bancarias.

 

Comentarios
¿Qué opinas de esta publicación?
  • Impresionante (0)
  • Interesante (0)
  • Útil (0)
  • Aburrido (0)
  • No me gusta (0)