A pesar del aislamiento: la inflación de marzo fue del 3,3%

El INDEC informó la suba de precios del tercer mes del año, un período marcado fuertemente por la pandemia. En el primer trimestre la suba acumulada fue de 7,9 %.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) informó la suba de precios del tercer mes del año, un período marcado fuertemente por la pandemia del COVID-19. En el primer trimestre la suba acumulada fue de 7,9 % y Educación también encabezó el ranking con un 19,8 %. “Alimentos y bebidas” quedó en segundo lugar con 11,7 % y “Comunicación” con un 10,9 %.

En marzo el incremento estuvo impulsado fundamentalmente por los precios estacionales que despegaron un 4,9 % de la mano de frutas y verduras. La inflación núcleo, por su parte, creció 3,1 %, por debajo del promedio.

Por su incremento, el rubro que más le preocupa al gobierno por la alta ponderación que tiene dentro del índice es “Alimentos y bebidas”. El tomate redondo se disparó un 45,7 % y la naranja un 15,3 %.
El pollo también tuvo un aumentó fuerte de un 9,4 %. El filet de merluza también pegó un salto al trepar 5 % en la previa de Semana Santa.

En medio de la pandemia, la suba de precios no fue mayor porque el gobierno estableció precios máximos a unos 2300 productos de 50 categorías básicas de consumo masivo. El gobierno publicó el listado de precios máximos en unos 2300 productos de 50 categorías básicas de consumo.

Abarca a prácticamente todo el abanico del consumo masivo tomando valores de referencia correspondientes al 6 de marzo pasado. Esos valores máximos de referencia están vigentes para hipermercados, supermercados, almacenes, autoservicios, minimercados y supermercados mayoristas quienes se vieron obligados a retrotraer precios al 6 de marzo.

El listado se publicó el 23 de marzo y el gobierno inició una serie de inspecciones para garantizar su cumplimiento. Incluso el presidente Alberto Fernández sumó a los intendentes a los controles.

Cambios en la medición

A raíz de la expansión del coronavirus y la cuarentena obligatoria decretada por el gobierno para intentar contenerlo, miles de negocios permanecen con sus puertas cerradas desde el 20 de marzo. Esta situación obligó al INDEC a suspender las actividades presenciales de recolección de datos, tal como informó la semana pasada.

El organismo precisó en un apartado que, ante la inminencia de la implementación de medidas de restricción de la circulación, se decidió actuar preventivamente con el objeto de minimizar sus efectos sobre el relevamiento de marzo. Con el fin de completar la información de marzo para el caso de aquellos precios que no dependen del día de recolección, porque su referencia o la vigencia es el mes completo, durante la tercera semana de marzo se adelantó en forma telefónica o vía correo electrónico el relevamiento en las instituciones y empresas que los proporcionan. En este conjunto se encuentran, por ejemplo, las escuelas, las inmobiliarias y las concesionarias de automóviles”, aclaró el organismo.

Por otra parte, el Indec agregó que “en el caso de aquellos precios que se relevan durante todos los días hábiles del mes, debido a que en los negocios tradicionales, especializados y supermercados solo se podría completar el relevamiento en forma presencial hasta el 20/03/2020: Se adelantó en todos los casos posibles el relevamiento de los paneles previstos para después del 20/03/2020 y en aquellos casos en que no fue posible adelantar el relevamiento, todos los precios fueron considerados como no relevados por fuerza mayor”.

Como la cuarentena recién empezó el viernes 20 y luego hubo varios días no laborables el impacto en marzo no fue demasiado significativo, pero en abril las dificultades para realizar la medición se profundizaron porque la cuarentena seguirá al menos hasta el día 26.

 

Comentarios
¿Qué opinas de esta nota?
  • Me gusta (0%)
  • Interesante (0%)
  • Útil (0%)
  • Aburrido (0%)
  • No me gusta (0%)