Un hombre sembró más 11 mil árboles para devolver agua al bosque

Ante el cambio climático que acontece en el mundo, las acciones cotidianas que fomenten la consciencia y la ecología son fundamentales desde cualquier punto de vista.

Sadiman, de 68 años sembró 11 árboles en el centro de la isla de Java, Indonesia.
Desde 1996, Sadiman, agricultor de la aldea de Dali, en Wonogiri, consciente de los problemas generados por el cambio climático decidió tomar acciones y alentar a los residentes locales a plantar árboles en colina Gendol.

Desde la década de 1960 y durante 20 años la colina había sido deforestada severamente debido a las extensas actividades de tala y una serie de incendios forestales que tuvieron lugar. Esto hizo que el río Gendol, que solía ser la única fuente de agua para los aldeanos, se secara. La crisis hídrica duró varios años y puso en peligro severo a los pobladores.

“Descubrí que muchos árboles de caucho ya no producían látex de caucho. Entonces me di cuenta de que la crisis del agua era demasiado extrema. Incluso los troncos de los árboles se habían secado”, indicó Sadiman. Ante esta situación el agricultor no esperó que nadie les trajera la solución si no que accionó por sí mismo y comenzó a comprar plántulas y reproducirlas en su casa.

Así entendió que aportar arboles otorgaría humedad al clima atrayendo las lluvias y absorviendo los excesos cuando los hubiera y comenzó a hacerlo. Si bien no recuerda por si mismo cuantos árboles sembró en estos 20 años los datos de la oficina del subdistrito de Geneng informaron que al menos 11.000 árboles, incluídos 4.000 árboles de higuera, se habían plantado en los últimos 19 años.

Sembrando estos árboles en 250 hectáreas de bosque, logró que el agua regresara a la zona y nuevamente abasteciera a los pobladores. Es conciente de que conservar el ecosistema es un beneficio inigualable.

“No dejaré de plantar árboles mientras siga físicamente en forma para hacerlo”, expresó Sadiman.

Periodista: Bárbar Sgró

Comentarios