Crimen de Sofía: tres días sin rastros de la mamá prófuga

El juez Maximiliano Camarda, ordenó la captura nacional e internacional de Neira y trasladó la situación a todas las fuerzas de seguridad y las autoridades de control fronterizo.

Nada se sabe desde el domingo a las 18.45, cuando se cortó la tobillera electrónica y se escapó. Neira tenia prisión preventiva domiciliaria que se había otorgado en el marco de una audiencia solicitada por la Defensa y la Fiscalía, representada en el acto por el fiscal jefe Andrés Nelli.

Había prestado su conformidad con la condición de que «no haya ningún niño o niña en el domicilio, ya sea de manera temporal o permanente”, explicaron desde la justicia.  La prisión preventiva se hizo efectiva a finales de septiembre. No transcurrieron siquiera 10 días, que la mujer abandonó el lugar, dejando allí mismo la tobillera cortada.

El juez Maximiliano Camarda, con el pedido de la Fiscal Belén Calarco y el consentimiento de la Defensa, ordenó la captura nacional e internacional de Neira y trasladó la situación a todas las fuerzas de seguridad y las autoridades de control fronterizo.

Para formalizar el pedido se realizó una audiencia donde se explicó que Interpol requiere, el código genético de la persona y la existencia de una imputación penal que prevea una pena mínima de 2 años de prisión. En este caso, según estimó la Fiscalía, la calificación legal provisoriamente atribuida a Neira tiene una pena mínima de 10 años de prisión.
Desde la justicia confirmaron que “la noticia sobre la violación de la tobillera electrónica fue comunicada desde la Unidad de Arresto Domiciliario por Monitoreo Electrónico- UADME-, dependiente del Ministerio de Seguridad y Justicia de la Provincia. De inmediato la situación fue alertada al Sistema Federal de Comunicaciones Policiales, que emitió un aviso de alerta temprana.

Comentarios
¿Qué opinas de esta nota?
  • Me gusta (0%)
  • Interesante (0%)
  • Útil (0%)
  • Aburrido (0%)
  • No me gusta (0%)