Martín Guzmán: «Hay consenso de que Argentina no puede pagar nada»

El Ministro de Economía Martín Guzmán, presentó junto al Gabinete y a los gobernadores, la oferta de canje de deuda. Dijo que  «Hay consenso de que Argentina no puede pagar nada. «Lo que proponemos es cambiar la estructura de deuda por otra que incluya un período de gracia de 3 años».

Guzmán destacó que «en el abordaje de estos problemas, lo usual es forzar, en situación de recesión, mayores contracciones del Estado, contracciones fiscales. Y el resultado, la evidencia es abrumadora: lo que ocurre es que las situaciones empeoran y hemos establecido un proceso para evitar que Argentina transite por una situación de ese tipo».

Explicó que «este es un proceso en el cual ha habido ciertos criterios e involucramiento con todas las partes que forman parte de este problema. El criterio ha sido mantener conversaciones sobre la base de la buena fe, sobre lo que efectivamente Argentina puede pagar y sostener en el tiempo, al mismo tiempo que el país crece, lo cual es lo que llamamos criterio de sostenibilidad».

Sobre la reducción de la deuda, Guzmán señaló que «nosotros hemos dado ciertas comunicaciones publicas desde el Ministerio de Economía; hemos mantenido conversaciones con los acreedores presentando lo que consideramos un marco macroeconómico consistente y sostenible. Y también ha habido un involucramiento con el FMI en este proceso».

«El FMI también ha evaluado cuál es la capacidad de pago de Argentina, y observamos fuertes similitudes entre la evaluación que hace Argentina y la que hace le Fondo. Hay consenso en que hoy Argentina no puede pagar nada, no está en una situación en la cual eso se pueda sostener. No solo hoy no puede pagar nada, sino que durante ciertos años no puede pagar nada. Hay consenso en que tiene que haber una reducción fuerte de la carga de deuda. Y esta reducción puede cobrar ciertas formas. Se puede dar reducción de capital, reducción de intereses, período de gracia y extensión de vencimientos»

A su vez, señaló que «a lo largo de este proceso también hemos dialogado con los países del G7 y G20, y hemos cosechado apoyos internacionales a nuestra propuesta. Hemos también publicado un cronograma de acciones con el objetivo de dar previsibilidad a los bonistas sobre el proceso a seguir. Vino el coronavirus y afectó las cuestiones logísticas, hay viajes que no se pudieron concretar, hubo que cambiar las negociaciones, nos adaptamos pero seguimos con el proceso».

Agregó que «en estas conversaciones aún no se ha llegado a un entendimiento entre Argentina y los bonistas sobre que es sostenible. Lo que Argentina repone es algo que es consistente con lo que consideramos que es un marco macroeconómico sostenible y también con lo que el FMI considera sostenible.

Sobre la propuesta que realizó el gobierno nacional, Guzmán, señaló que «en este tipo de conversaciones lo que dicen los acreedores externos es que tiene que haber más ajuste fiscal.  Argentina tiene que continuar por el sendero del ajuste fiscal rápido y en más cantidad. Eso destruiría las oportunidades d millones de personas en Argentina, sería un problema para todo el territorio y es algo que no vamos a permitir. Hay un límite de hasta donde se pude ir, ese límite es la oferta que Argentina está presentando este viernes».

En otro párrafo de la presentación ante los gobernadores señaló que «proponemos cambiar la estructura de bonos, la estructura de deuda que Argentina tiene actualmente. por otra estructura que implique un período de gracia de 3 años. Argentina no pagaría nada durante 2020, 2021 y 2222. Empezaría a pagar en 2023 un cupón promedio, una tasa de interés de 0,5% y esas tasas irían creciendo pero hasta niveles sostenibles».

Explicó que «el cupón promedio, el interés promedio bajo esta propuesta es de 2,33%. Hemos tratado de entender lo mejor posible las preferencias de los acreedores en función de la información que ellos nos han y la propuesta conlleva una mayor reducción de intereses que de capital. La gran carga se concentra en la reducción de intereses. En concreto es una reducción de capital de 3.600 millones de dólares que equivale a un quita del 5,4% sobre el stock adeudado. Y una reducción de pago de intereses de 37.900 millones de dólares que equivale a una quita de intereses del 62%.

Sobre las condiciones de la oferta que presentaron señaló que «esta oferta tiene una fecha de cierre. Va a haber aproximadamente 20 días desde el lanzamiento formal de la oferta hacia el cierre. Es un periodo suficiente para que nuestros acreedores puedan tomar decisiones y es un periodo en el cual entendemos que va a haber gente jugando muy fuerte. Aquí hay muchos intereses en juego y las voces de nuestros acreedores que obviamente buscan que Argentina pague más de lo que puede pagar, van a estar resonando. Va a ser muy importante que como sociedad tomemos los comprimidos de estar unidos sobre esta oferta porque esto es algo prácticamente fundacional para la recuperación y para un desarrollo sano para la República Argentina»

Para finalizar, el titular de la cartera de Economía dijo «seguiremos trabajando con el objetivo de llegar a un resultado exitoso, a un entendimiento entre las partes, seguiremos ahondando en este proceso que busca un entendimiento. Al mismo tiempo está claro que tenemos una situación de deuda que no podemos enfrentar con el FMI y continuaremos trabajando de forma constructiva para tener un nuevo programa que implique que Argentina no tenga que hacer ningún desembolso de pagos de lo adeudado al FMI en los próximos tres años».

Comentarios