Desbaratan kiosco de drogas: utilizaban a una niña de 12 años

La investigación se originó a través de un informe policial y demandó tres meses de tareas de inteligencia, por parte de la Delegación de Toxicomanía y Leyes Especiales de General Roca.

El operativo antidroga fue ordenado por el Juzgado Federal de la ciudad, a cargo del Dr. Hugo Greca. El negocio era manejado por una familia conocida en el ambiente delictivo, que ya cuentan con antecedentes por infracción a la Ley 23.737 de Tenencia y Tráfico de Estupefacientes.

Su operación consistía en adquirir pequeñas remesas de droga, tanto cocaína como marihuana, y previo a ser fraccionadas por ellos mismos, eran vendidas por los “dealers”.

Luego de recaudar el dinero de las ventas, nuevamente realizaban otra compra de pequeña cantidad, y así continuaban con su “micro-emprendimiento” de venta de droga.

También se encontraba una niña de 12 años que era instruida por su propia madre, la principal investigada, para manejar uno de los puntos de venta, siendo esto un agravante en la Ley 23.737. De la investigación surgió que se utilizaba a la menor para abastecer una de las “bocas de expendio de droga” y realizar el control de lo recaudado, informando a su madre las ganancias o faltantes.

En total fueron cuatro las diligencias de allanamiento realizadas en el barrio Los Olivos, barrio Nuevo y barrio 250 Viviendas, de los cuales se secuestraron marihuana y cocaína fraccionadas, balanzas de precisión, elementos de corte y estiramiento, 12 mil pesos en efectivo y dos revolver calibre 22 y 32, con varias municiones, celulares, entre otros elementos de interés para la causa.

Seis personas terminaron imputadas, dos mujeres y cuatro hombres, siendo identificados como los principales responsables del comercio de estupefacientes.

Comentarios