Un país reclamó justicia por Fernando

Un mes se cumplió del cruel asesinato de Fernando Báez Sosa por una patota de rugbiers a la salida de un boliche en Villa Gesell. En este marco se realizaron marchas en todo el país y la plaza del Congreso en Capital Federal, fue el epicentro donde se congregaron miles y miles de personas pidiendo justicia.

En la región se realizaron marchas en distintas ciudades bajo el mismo pedido: justicia por Fernando.

«Lo mataron a traición, un chico decente, que amaba la vida y quería ayuda a todo el mundo», dijo entre lágrimas su madre Graciela.
Pese al terrible momento que viven con su marido, señaló: «Quiero agradecer a todos. No es fácil, con la ayuda de ustedes se va a hacer realidad para que se haga justicia».

«Mi hijo se fue a disfrutar de sus vacaciones y me lo devolvieron en un cajón», sentenció.

 

Comentarios