Este 10 de octubre se celebra el Día Mundial de la Salud Mental

El enfoque de trabajo es comunitario, interviniendo sobre las personas con sufrimiento mental y su entorno, mediante el tratamiento en la vida cotidiana, en los espacios que forman parte de la vida de los usuarios. La internación se considera como el último recurso disponible.

El abordaje se realiza desde distintos espacios, junto a las estructuras intermedias que brindan espacios de socialización y aprendizajes significativos. De esta manera se destaca que los equipos desarrollan diversas actividades para alcanzar el fin de inclusión social.

Todos podemos generar acciones preventivas: reconociendo signos de alerta como aislamiento, persistencia en ideas negativas, dificultad en dormir, comer y trabajar, llanto inconsolable, repentino cambio de conducta. Respetar las diferentes expresiones de sentimientos. Eliminar los prejuicios, generar espacios para que se pueda hablar (casa- escuela-otros) y desarrollar actividades sociales como sociocomunitarias, talleres y otros.

 

Comentarios