Caso Sofía: Se fugó la madre de la pequeña

Con custodia policial y tobillera electrónica, fue la forma en la que la Justicia le otorgó la prisión domiciliaria a Janet Neira, la madre de la niña de 4 años que en febrero falleció en una clínica de General Roca y hasta el momento se investiga si fue víctima de un abuso sexual que derivó en una peritonitis.

La medida fue adoptada la semana pasada cuando la mujer fue trasladada a una ciudad del Alto Valle, donde permanecería en calidad de detenida junto a los efectivos que custodiaban la vivienda.

Comentarios